cuidado-piel

¿Piel deshidratada? ¡Nunca más!

“El cuerpo, si se le trata bien, puede durar toda la vida”
Noel Clarasó

Durante los cambios de las estaciones del año, uno de los principales problemas que tu piel puede sufrir de deshidratación, pues las variaciones drásticas de temperaturas (de esas que ni pasan en nuestra ciudad) la debilitan y contribuye a la pérdida de su elasticidad natural y por consiguiente el aparecimiento signos prematuros de la edad. Por eso súper indispensable mantener la piel hidratada todo el año para obtener un aspecto saludable.

Peeeeero, don´t worry! Hay solución, por ello, aquí te dejamos 10 formas de cuidar nuestra bella piel.

1.- Hidrata:

Una vez que salgas del baño, da pequeños golpes en las áreas más seca del cuerpo. Así cuando te hidrates la loción penetrará más, aunque un poco más lento. Hidrata tu piel varias veces al día con alguna crema humectante (de preferencia que no sea tan perfumada, pues el perfume de esos productos sólo resecarán más tu piel).

2.- Baño Corto:

Los dermatólogos dicen que una ducha de agua caliente seguida del aire frio, es la culpable de que la piel de nuestros brazos, piernas y espalda se sienta rasposa. Opta por baños cortos y con agua no tan caliente y cuando salgas cúbrete bien para evitar molestias.

3.- Limpieza:

Asegúrate de hidratar tu piel con delicadeza. Durante la limpieza, no uses exfoliante diario y lávate el rostro con las manos, no con esponja especial para rostro. Son más abrasivos y lastimaras tu piel innecesariamente.

4.- Lee las etiquetas:

Debemos de leer las etiquetas de los productos de belleza, pues en épocas como el invierno por ejemplo, debemos de evitar los ácidos alpha y beta, así como los parabenos, ya que sólo nos resecarán aún más la piel y en algunos casos acelerarán el proceso de envejecimiento.

5.-Cremas humectantes:

Usar cremas y mascarillas que nos permitan combatir los efectos deshidratantes del frío. Es más recomendable aplicar la crema hidratante con la piel aún húmeda ya que hará que se mantenga hidratada por más tiempo.

6.-Protector Solar:

Muchas personas creen que el protector solar sólo se debe usar cuando hay sol, y este es un gran mito, pues aún en otoño o invierno, donde los rayos solares son más suaves que en verano, no debemos olvidar la protección solar, pues los rayos UV están a la orden del día, haya o no haya sol.

7.- Cambios de temperatura:

Evitar los cambios bruscos de temperatura y evitar la exposición larga al calor como la calefacción.

8.- Abrigos, abrigos:

Evitar el exceso de abrigo, aunque a nadie le gusta el frío, la piel necesita transpirar. Lo ideal es vestir con ropa transpirable y llevarías varias capas, de forma que si hay un exceso de calor se puede eliminar.

9.-Proteger el cuerpo completo:

Es importante usar cremas específicas para cada zona. Los labios deben protegerse con un bálsamo y para las manos aplicar crema de manos varias veces al día, para el rostro existen muchas marcas en el mercado de cremas humectantes y/o sérums, etc. Cada parte de nuestro cuerpo debe ser tratada con la misma importancia.

10.- Dieta Saludable:

Mantener una dieta equilibrada, beber el agua necesaria, consumir frutas y verduras, que contiene antioxidantes naturales ayudarán a hidratar nuestra piel desde adentro.

Así que ya sabes, no todo es lo que parece, y el cuidado de nuestra piel es más que importante ya que además de hacernos lucir bellas(os), también nos da un aspecto más saludable. Recuerda que nadie cuidará mejor nuestra máquina humana (cuerpo) que nosotros mismos.

Comentarios

Lesly Cid

Seguidora de esto y de lo otro, a veces aquí, a veces allá. Comunicóloga por profesión, filósofa de corazón. Adoradora de atardeceres. PR y escritora de tiempo completo.