Cortesía Internet.

12 propósitos que TODOS deberíamos hacernos


Este año sí bajo de peso. Este año sí me consigo un mejor trabajo. Este año sí me caso. Este año sí dejo de tomar. ¿Cuántas veces has escuchado eso? ¡Muchas! ¿Y cuántas veces esos propósitos han salido de tus propios pensamientos? ¡Muchas más! Año con año nos ponemos metas totalmente clichés que, al final, terminamos sin cumplir.  Por esa razón, aquí te decimos los 12 propósitos (uno por uva, como marca la tradición) realistas que te harán un poquito más feliz.

  1. Deja de gastar en tonterías. La mayor parte del tiempo compramos cosas que no necesitamos, incluso, muchas veces, que no queremos. Los gastos hormiga, al final, le pegan y duro al bolsillo. Si realizas compras inteligentes puedes ahorrar más, y, con un poquito de esmero, hasta irte de viaje al destino deseado.
    via GIPHY
  2. Deja de tomar refresco, come una fruta y una verdura al día y bájale a la chatarra en general. Muchos de los malestares y enfermedades nos las causamos nosotros mismos. Y cómo no si ni nos molestamos en poner un poquito de atención a lo que ingerimos. El refresco hincha, la chatarra engorda ¿y así queremos tener salud (sí, ya, deja tú el cuerpazo)?

    via GIPHY
  3. Quéjate menos y escucha más música. Si el tiempo que pasamos quejándonos lo pasaramos resolviendo nuestros problemas otra cosa sería. Piensa que siempre salen cosas buenas de las malas, ¿por qué no ver todo como una oportunidad de aprendizaje? Relájate y para ello nada mejor que escuchar música. Siempre es un buen pretexto de regalarte un poquito de tiempo aún sin estar solo, sirve que de paso aumentas tu productividad y disfrutas de los múltiples beneficios de ella.
    via GIPHY
  4. Deja de crearte expectativas. A veces sufrimos de cosas que no pasan, sólo porque en nuestra mente sí ocurrieron. Comienza a vivir en el día a día y deja de esperar (o exigir) todo de todo y todos. Mejor déjate sorprender para bien pensando en que las cosas raramente son tan perfectas como en tu mente, aprende a recibir las cosas como son.

    via GIPHY
  5. Márcale a tu abuelita más seguido. O mamá, o hermana, o amigos. Da tu tiempo a las personas que te importan y a las que les importas. Descubre que cuentas con mucha más gente de la que crees, déjate consentir y consiente si es necesario. No reemplaces por nada las relaciones personales, fortalécelas y hazlas crecer.
    via GIPHY
  6. Bájale a los vicios. No es mentira que va a aumentar tu calidad de vida. Cuida tu cuerpo y tu salud que, aunque ahora seas jóven, el cuerpo va a pasarte factura después de toooodo lo que le echaste (y sigues echando). No digas que no a una cerveza ocasional, o a un cigarro de vez en cuando, pero no hagas de ellos una rutina o una necesidad.

    via GIPHY
  7.  Si tu trabajo no te está acercando a lo que quieres ser mañana, no te estanques. El miedo al futuro se convertirá luego en una nostalgia del “y si hubiera…”. Si tu camino no te lleva al lugar que quieres cambia la ruta, no te mortifiques tú solito de esa manera. Sal y haz lo que quieras, lo que te guste, lo que te haga crecer. Lo que te de la gana.

    via GIPHY
  8. Haz algo nuevo y diferente una vez al mes. Salir de la rutina no implica hacer los gastos más grandes. Explora lo que tengas a la mano, ve a clases de pintura, intenta dar tu tiempo en un voluntariado, miles de cosas allá afuera esperando que las descubras ¿piensas quedarte todo el año allí sentado?
    via GIPHY
  9. Observa todo lo bueno que te pasa y escríbelo. Siempre, siempre nos acordamos de las cosas malas. ¿Y lo bueno? ¿Eso que casi no se cuenta, pero cuenta mucho? Escribe, aunque sea, sólo una cosa buena que te pase cada día. La sonrisa de la persona que más quieres o que la taquillera te haya regresado los buenos días. Al acabar el año tendrás, por lo menos, un conteo de 365 buenos recuerdos.
    via GIPHY
  10. No te tomes la vida tan enserio. Manten el equilibrio en tu vida, no todo es escuela, no todo es trabajo. No dejes de lado las cosas importantes por otras que crees que no lo son. Puedes tomarte ese día de vacaciones. Está bien ir por una cerveza los viernes después del trabajo.via GIPHY
  11. Viaja más. Conoce lugares lejanísimos, pero también conoce ese estado que te queda a tres horas. Estar en contacto con costumbres diferentes a las tuyas, con otros idiomas, con otras personas, en otros climas hace que nuestro panorama se amplie. Además de todos los recuerdos y las experiencias, adquieres aprendizaje y creces mucho, muchísimo.via GIPHY
  12. Enamórate de tu vida. Como sea, como la vivas, es TUYA.via GIPHY

 

De enero a diciembre, ¡Feliz 2017!

Comentarios

Jessica Montoya Piñón

Dieciséis años he sido estudiante. Tan tradicional que todo parece indicar que tengo cuarenta desde los quince. Quasi-comunicóloga, quasi-escritora y quasi-Madame.