24-perfect-gordon-ramsay-gifs-perfect-for-every-s-2-25340-1454879765-9_dblbig

Motivos para dar el grito en la cocina

Por muy tranquilos y llenos de paz que nos consideremos existe un lugar en el que nadie se resiste y en más de una ocasión nos ha hecho gritar. No, no me refiero a la casa de los sustos, sino a la cocina. El espacio que resguarda el sazón de más de una generación y en el que no cualquiera entra.

Si alguna vez te has aventurado a entrar te habrás dado cuenta de que el león no es como lo pintan y que la vida como cocinero es un riesgo. Pero si no y piensas hacerlo, te dejo una lista de razones para que termines de convencerte de que la cocina es sólo para valientes y con las cuales sin necesidad de entrarle seguramente vas a gritar.

  1. Cuando tienes todo calculado para comenzar a cocinar pero se te olvidó un ingrediente.13705337_666528686856152_1378800367_n
  2. Al descubrir que ni el fuego ni los cuchillos son lo tuyo.

13714528_10208728498906559_1302572489_n

3.El primer rival a vencer es la Olla Express, pues así como es de efectiva para las carnes, si llega a descuidarse puede explotar y hacerte explotar, dejando un desorden tan terrible que después de gritar querrás llorar.

13695876_537349493138901_59618584_n

4.Porque basta probar para darte cuenta de que te pasaste de sal o condimentos sin querer queriendo. 14081476_160557147713109_1012134279_n

5. Cuando te das cuenta de que hasta al mejor cocinero se le queman los frijoles.13644163_1221133611252951_7413758_n

6. Al tener que ser anfitrión, chef, pinche y bar tender al mismo tiempo.13695193_809025529234309_1940112371_n

7.Cuando sigues la receta al pie de la letra pero ni así te sale.

13819365_10207868089153780_1059331385_n

Ahora que conoces las razones por las cuales la cocina hace gritar, te recomiendo ir con esa persona que se encarga de hacer realidad tú menú, la felicites, le des un abrazo y las gracias por contener tanto grito al cocinar. Además de invitarte a que no desesperes, pues nadie nace sabiendo. Cocinar es cuestión de respirar y sacar todos los gritos hasta que se conviertan en un inigualable sazón.

Comentarios