Cortesía Diario de México.

Así nos tocó beber: 15 pulquerías en la CDMX


¿Algo mexicano?, ¿muy mexicano? ¡El pulque, bebida de los Dioses! En los tiempos prehispánicos el consumo de esta bebida no era de dominio público, incluso lo tomaban quienes iban a ser sacrificados.  Y es que entre sus propiedades no sólo está lo simbólico e histórico, quien lo toma también se avienta un trago de proteínas y vitaminas puras (así es, señores, si esto no es alcoholismo, es nutrición).

El consumo se extendió en tiempos de Don Porfirio (que se anote esto de él en todos los libros de Historia, cómo no), las pulquerías se hicieron lugares comunes y concurridos que, además, se amenizaban con música, bailes, baraja y cuanto se te ocurra. Y aunque esto de las pulquerías ya tiene un buen rato, se mantiene hasta ahora. Así que si quieres tener una guía de la bebida divina y sagrada te traemos las 15 mejores pulquerías de la ciudad.

    1. La Bella Cande: Para eso de la relación calidad-precio La Bella Cande da lecciones maestras, con tres mesas y los banquitos abastecen a todo el que llegue sediento y en busca de un buen curado o de un pulque normal y naturalito. En Emilio Carranza esquina Santa Ana, atrás del metro Moctezuma.
      Cortesía Facebook La Bella Cande.

      Cortesía Facebook La Bella Cande.

 

    1. La Burra Blanca: En plena calle Regina (y la Regina, Regina, no la calle Peatonal) además de sabrosísimos pulques encontrarás bebidas tradicionales mexicanas. Mezcal, tequila, cerveza y hasta boing se sirve en la Burrita. En Regina 88, piso 1, Centro Histórico.

 

    1. La Gloria: Una verdadera carta de sabores, hasta uno de cappuccino recomendado para la cruda. Por si esto fuera poco, los fines de semana también ofrecen comida, ¿qué tal te caería una pancita?, ¿un pozole? ¡COMBO! Aquí sí hay. En Avenida Miguel Hidalgo.

 

    1. La Hija de los Apaches: El pulque con historia y tradición, es, en sentido literal hija de la pulquería Los Apaches. Además de pulques y curados se hacen otras bebidas con base en esta bebida (¿te la sabías?), fueron inventadas allí mismo. En la Doctores, Calle Dr. Claudio Bernard 149.

 

    1. Las Duelistas: Da servicio desde los años ochenta y sigue en pie. De ella segura has visto sus emblemáticas paredes (por dentro o en fotos, todo chilango las conoce). De aquí lo mero bueno son los curados que cambian todos los días, además, cual  cantina ofrece botana (gracias, duelistas). En Calle Aranda, Cuauhtémoc.
      Cortesía Facebook Las Duelistas.

      Cortesía Facebook Las Duelistas.

 

    1. La Hermosa Hortensia!: Aquí y en los alrededores la fiesta se agarra desde muy tempranas horas, y cómo no si vive en el corazón de Garibaldi. Imagínate un buen pulque al son del mariachi y con atención personal y amable. Ofrecen tres sabores por día además de los de cajón: natural y fresa. Están en Amargura 4.

 

    1. La nuclear: Precios accesibles y ambiente totalmente mexicano, puertas clásicas de las cantinas de siempre, es el lugar más cómo y relajado que, además, está decorado con murales. De aquí son obligatorios los curados. Se encuentran en Orizaba #161 local 5.

 

    1. Nomás no llores: De Xochimilco para el mundo y desde hace cincuenta años. El ambiente comienza desde que estás cerca por la música que desde ahí suena, agrégale el baile (porque sí, tienen una pista destinada) y por si fuera poco, una rocola lista para ser usada. El pulque fresquito y directo de Tlaxcala; prueba el “ensueño” hecho de fresas, zarzamoras y yogur natural. En Cjon. Galeana 41, Santa María Tepepan.

 

    1. La Risa: Lugar de por sí tradicional, se ha ganado a pulso la gran fama que tiene. Desde ahora les anticipo que tienen un curado estrella por día, fresa, mamey, arroz, cacahuate y coco son sólo algunos de sus sabores, ¿de cuál te van a dar? En Calle Mesones 55, Delegación Cuauhtémoc, Col. Centro.

 

    1. La pirata: En un rinconcito, donde el ruido del ajetreo citadino no te molesta, nos encontramos con este expendio de pulque. Olvídense de pedir cualquier bebida, este lugar ha vendido siempre y vende ahora únicamente pulque y no necesita de más. Diario hay cuatro sabores, pero el sábado está el de sabrosísimo piñón. Están en Calle 13 de Septiembre Esq. 12 de Diciembre, Miguel Hidalgo, Escandón I Secc, 1.
      Cortesía Facebook La Pirata.

      Cortesía Facebook La Pirata.

 

    1. Pulquería Insurgentes: Aquí aparte de pulques encuentras mezcales. El lugar está amenizao por DJ’s, bandas de rock, ska y otros géneros. También, y con un pulquito, puedes asistir a los talleres que ofrece, ¿qué tal?, suena bien, ¿no? En Av. de los Insurgentes Sur 226, Cuauhtémoc, Roma Norte.

 

    1. El templo de Diana: Sólo para verdaderos fanáticos y conocedores esta pulquería está en Xochimilco. El pulque viene directito desde Hidalgo y tiene una oferta de pulques salados. Hay de apio, ostión, jitomate, betabel y cuanto puedas imaginarte. En 5 de Mayo 65, Xochimilco, Santa Crucita, Belén.

 

    1. La Paloma azul: La más vieja del lugar, en sus paredes se retrara la historia del pulque desde la época prehispánica. Y aunque la carta de sabores es toda deliciosa, la especialidad de la casa es el curado de piñón (este sí se hace vicio). Además el consumo promedio de una persona ronda los $100. En Av. Popocatépetl 154-D, Benito Juárez, Portales Norte.

 

    1. Salón Casino: No por nada le apodan “La Catedral del Pulque”. Tiene ya más de 100 años de tradición con el pulque. Lo mejor de lo mejor son los curados acompañados de una rica y deliciosa botana. Los recomendados son de avena y jitomate, aunque eso sí, a eso de las 7:00 p.m. la gente ya acabó con todo. En calle Isabel la Catolica 250, Obrera.

 

  1. La malquerida: Lo mero bueno es la variedad y el proceso de fabricación (experiencia única, la verdad). Por si eso fuera poco los precios son muy accesibles. ¿Quieres más? tienen promociones a los clientes frecuentes (y es difícil no volver), por ejemplo, por 50 tickets te regalas tres jarras de pulque o 3 caguamones. En Eje 1 Norte (Alzate) 117 Esquina con Jaime Torres Bodet, Col. Santa María La Ribera.
    Cortesía Facebook La Malquerida.

    Cortesía Facebook La Malquerida.

     

 

¿Lo notaron? Exactamente, todas son la #1,

¿Cuáles te faltan de conocer o conoces que aquí faltaron?

 

 

 

 

Bebiendo y viviendo, Jessica Montoya

Comentarios

Jessica Montoya Piñón

Dieciséis años he sido estudiante. Tan tradicional que todo parece indicar que tengo cuarenta desde los quince. Quasi-comunicóloga, quasi-escritora y quasi-Madame.