AAKT0C little girl writing on the wall of her house

¡Aprovechando momentos!

Siempre lo digo: “amo trabajar con niños”. Los niños son simples, básicos y resuelven de manera sencilla lo más complicado; son observadores, sensibles, llenos de fe y con una simpleza que la quisiéramos muchos adultos.

Todos tenemos niños alrededor. Te sugiero que te acerques y disfrutes de las cosas como ellos lo hacen, que te rías de las cosas que ellos se ríen, que veas esa película más de 100 veces y te sigas emocionando, aunque sepas lo que va a pasar. Te sugiero que te contagies de esa forma tan bella que tienen los niños de disfrutar del momento y que muchas veces somos los adultos los que les vamos quitando esa simpleza, pero al mismo tiempo belleza de disfrutar de las pequeñas cosas que en realidad son las que hacen que la vida valga la pena.

Creo que el mundo nos ha llevado a cambiar muchas de nuestras prioridades, a valorar cosas que no son tan valiosas y, sin embargo, a dejar pasar momentos que si marcan de por vida.

Te pido a ti papá, mamá, que disfrutes lo más que puedas a ese pequeño que apenas gatea, o que aprende hablar, o quizá aquel niño que sufre con la tarea de matemáticas y se desespera y pide ayuda, o de aquel adolescente al que parece que no le importas, pero que te necesita. Te pido que disfrutes de su sonrisa, de sus abrazos, incluso hasta de esos momentos en los que te repites “Yo lo parí y lo tengo que querer “. Deseo que captures en tu mente todas esos suspiros de la vida que pasan tan rápido que cuando parpadeas, tienes un joven de 20 años decidiendo por su vida y tú perdiste muchos de esos momentos en la computadora, en una junta, en una película de adultos, etc… o sea estando, pero “no estando”.

Reflexionemos sobre lo que le queremos dejar a nuestros hijos, más “ser” o “tener”. Se realizó una encuesta a niños y jóvenes y lo que pedían era atención y tiempo de sus padres, no pedían juguetes, ni el último gadget como hubiéramos creído, lo más valioso es lo que recuerdas haber vivido con tus padres, o sus primos, o abuelos, disfrutar de momentos en familia que llenan el alma… Sé que la vida hoy nos exige muchas cosas, pero cuando de verdad lo piensas, lo que más importa a veces lo damos por hecho.

Hoy se necesitan padres con mucho más tiempo que el propio día, lo sé es muy difícil pero no hay cosa más valiosa en nuestra vida y que lo merezca más que nuestros hijos.

 

 

Comentarios

Alicia Rábago

Especialista en orientación familiar, inteligencia emocional y educación. Master en psicología infantil.