trump-gana-elecciones

¡Qué bueno que ganó Donald Trump!

¡Qué bueno que ganó Donald Trump! No me vayan a mentar la madre. Sé que esta afirmación es lo que menos quieren escuchar pero, en realidad, es cierta. No sólo lo pienso yo, inconscientemente también lo piensas tú, todos.

¿Que dónde lo he escuchado? En todas partes. Ni el TV Notas ha logrado que los mexicanos estemos hablando tanto de un tema, como lo estamos y estaremos haciendo sobre la victoria de Donald Trump.

Por supuesto que no nos da gusto que alguien tan soberbio ocupe la silla oval, sin embargo, no hay marcha atrás. Nada podemos hacer para cambiar esa decisión, de hecho, no le hemos podido hacer en nuestro propio país…así que hay que darle otra lectura.

¿Por qué digo “¡qué bueno que ganó Donald Trump!”? No por el discurso mesurado que ofreció esta madrugada cuando se supo ganador…¡No! No me engaña facilmente. Las razones son otras, aquí se las comparto:

1) Ha sido claro desde un inicio. Nos guste o no, perjudique o no, el señor dejó clara su postura en torno a los inmigrantes, su opinión sobre las mujeres, en fin…Quiza alardeó de más y el congreso le pondrá limites, pero fue contundente sobre su percepción de los otros. Es mejor saberlo a llevarnos sopresitas.

2) Nos pondrá a chingarle. Parte 1. Quizá por primera vez nuestros políticos devenguen el sueldo que ganan. Es decir, posiblemente ya no estén en las Cámaras durmiendo o comiendo galletitas, tampoco qué vestido caro va a usar nuestra primera dama o cómo ponernos de tapete ante EU…¡que trabajen para crear leyes que nos protejan de los arrebatos de Trump!  (Ojalá me estés leyendo, Peña)

3)  Nos pondrá a chingarle. Parte 2. No precisamente con la construcción del muro en la frontera (o quizá sí). Tenemos que ser conscientes del futuro que nos espera, preparanos y preparar a las próximas generaciones. El odio, discriminación, racismo y misoginia no nos van a llevar a ningun lado. Debemos comenzar en casa. Ya sé que suena a cliché, pero es la neta. Obsérvense, ¡también estamos jodidos! Hay que darnos nuestro valor…¡no es posible que 30% del voto latino apoyó al multimillonario!

12

4) Peña ya no es suficiente. Aunque la creatividad en redes sociales siempre esta presente, ya llegó otro “payaso” (Donald Trump) con su “gaviota” plagiadora para protagonizar memes durante los próximos cuatro u ocho años. Al menos que para algo sirvan las redes sociales, para entretener; porque ya vimos que aún los pensamientos más sensatos que publicamos en estas plataformas digitales no significarán un cambio real de consciencia en los otros. ¡Pobre Hillary, le fallaron los millenials!

5) A cada uno le toca su fiesta. En 2018 tendremos la oportunidad de dar batalla a los planes malévolos del nuevo presidente de Estados Unidos, quien seguro está pensando en la reelección (hay que hacernos a la idea). Durante esta administración nada podrá hacerse, lo vimos cuando Trump nos visitó. Por eso, debemos pensar objetivamente a quién pondremos en Los Pinos para contraatacar desde casa, porque si seguimos pensando que las oraciones de Carmelita Salinas nos van a salvar estamos muy equivocados.

pena-y-trump

Posiblemente no sean los resultados que las encuestas (técnica de investigación obsoleta, apunten todos) arrojaban, pero esta “desgracia” puede ser una gran oportunidad para nosotros. Tiempo al tiempo…pero hay que trabajar desde ya.

¡[…]Que comiencen los Juegos del Hambre!

Comentarios

Alejandro Piñón

Comunicólogo inquieto. Locutor y productor de radio.