navidad

4 canciones de navidad que NADIE debería cantar otra vez

La navidad es lo mejor, y quien diga lo contrario es porque seguro se portó muy mal de niño y Santa nunca le trajo lo que pidió. Pero como no todo pueden ser maravillas, no importa que sea una época de dar y recibir amor (y regalos), siempre hay un negrito en el arroz; en este caso algunos de esos típicos villancicos. No me odien 🙁

papanoel-baila

No es que mi espíritu navideño se fuera por el excusado, sino que cada navidad escuchamos las mismas rolas y  aunque las cantamos todo el tiempo, nunca nos ponemos a pensar realmente qué rayos quieren decir, o si de verdad son adecuadas para los chamacos. Y no, no todas lo son.

Por eso hice un análisis exhaustivo respecto a la letra de algunos de ellos, llegando a la conclusión de que existen algunos que nunca, jamás de los jamases deberíamos volver a cantar. ¿Listos para que les rompa su corazoncito?

Los peces en el río

¿Por qué? Es simple, ya que contrario a lo que desde hace décadas nos dice esta canción, los peces no “beben y beben y vuelven a beber”. Digo, no niego que seguramente estaban re contentos por “ver a Dios nacer”, pero científicamente está demostrado que, al tener más concentración de sal en su cuerpo que el agua que les rodea, absorben el líquido a través del mismo, por lo cual ¡NO necesiten beber! Nuestros padres nos engañaron siempre 🙁

Rodolfo El Reno

¿Por qué? Porque es, básicamente, la canción sobre un pobre niño-reno (Rodolfo) que sufre de bullying por ser distinto y tener una peculiar nariz, eso hasta que el chavo más popularts (Santa) se vuelve su amigo y entonces sí, todos lo aceptan como parte del círculo social. En otras palabras, es (más o menos) como ‘Chicas pesadas’, pero con animales y sin Lindsay Lohan. Neta, no deberíamos cantar sobre el bullying en Navidad.

Santa Claus llegó a la ciudad

¿Por qué? No me refiero a que Santa nunca nos trae lo que queremos y deja niños tristes por todo el mundo, sino porque, quitándole la melodía divertida, la letra es un poco escabrosa. Según la rola, Santa es un stalker profesional, por eso cuando LuisMi nos dice que “te observa cuando duermes, te mira al despertar… él sabe de ti, sabe de mi, lo sabe todo, no intentes huir”, sí da un poquito de miedo. Chale, a lo mejor hasta tiene fotos mías. ¡El horror!

Los dientes de Pánfilo

¿Por qué? No sé si le han puesto atención, pero no sólo trata de unos niños-ardillas (WTF!) que le piden a “Santo Clos” regalitos pa’navidad, sino de una relación un tanto extraña entre los hermanos. Pánfilo es un abusón que le pega a sus hermanos, Anacleto quiere unos guantes de box para partirle su mandarina en gajos, y por si fuera poco, tanto Demetrio como Anacleto se burlan del chimuelo Pánfilo porque perdió sus dientes. “Pero qué bonita familia, qué bonita familia”, como diría Don Pompín Iglesias.

Les apuesto que nunca habían notado nada de esto, ¿o no?

¿Qué otras canciones de navidad creen que nadie debería volver a cantar? Díganos, seguro se les ocurrirán un par más.

Comentarios

Claudia Iveth Hernández Castillo

Futbolista, deportista, comunicóloga, RRPP, Macho Alfa, pelo en pecho, lomo plateado, valentina de la que pica. 80% Chale, 20% Madame. Pueden seguirme en twitter en @klau_1015