VFJ3APVGGRGD3KPBEI5GCOQF5I

Los 5 chefs más deliciosos del mundo

No saben cuánto amo hacer estas notas, donde me encanta presumir mi buen gusto con los hombres. Ahora, les traigo esta lista de los 5 chefs más deliciosos del mundo que, además, su experiencia dice que ellos preparan platillos muy, muy ricos… tanto como ellos.

5. Jordi Cruz

Yo sé que no está tan, tan chido, pero la verdad este chef de Barcelona, España,  tiene unos ojos muy bonitos. Además, sus dos estrellas Michelin avalan su talento. ¿A poco no se (lo) comían…sus platillos?

Cortesía Teleprograma

4. Michael Voltaggio

Ah, ¿que por qué está mejor el anterior que este? Pues a mí se me hacen muy atractivos los hombres con tatuajes, porque se ven más rudos. Este chef gringo salió de un reality, parecido a Master Chef, pero de esos lados del muro.

Cortesía Shopify

3. Michael Chernow

Este es el socio dueño de uno de los restaurantes más importantes en Nueva York: “The Meatball Shop”. Y no es por nada, pero este man como la traiga…el corte de carne, pues.

Cortesía Yo Mismo Alv

Cortesía Yo Mismo Alv

2. Valentin Neraudeau

Este francés se merece muchas aclamaciones por su importancia en la vida culinaria y la innovación en  la cocina francesa. Además, ese cuerpatzo quisiéramos tenerlo, pero encima. G G G.

Cortesía Alex S. Photographie

1. Franco Noriega

Ora sí me volé la barda con este man tan guapo. De origen peruano, y además de chef también es modelo y nadador. Pues cómo no, con tremendo cuerpo que se carga. Ya quisiéramos estar con uno así, comadres y compadres. Aquí les dejo su Instagram por si ocupan.

Cortesía Instagram

Esos son todos, mis gustos, pero eso sí, no me hago responsable del bajón de autoestima por no tener a un hombre como los de esta nota y, en su lugar, lo que tienen a un lado de ustedes. Eso sí, si tienen a un man deli como estos, no olviden rolar el pack por nuestras cuentas en privado.

Con mucho amor apache, Marco.

Comentarios

Marco Antonio Hernández Ruiz

Escritor empedernido y fanático de la buena redacción. Amante de las fiestas (en su momento, claro) y de la socialización con cualquier tipo de persona, con diferentes gustos y preferencias. Amable, en cierto modo, pero directo cuando sea necesario: no me gusta “andarme con rodeos”. Proactividad y creatividad: bases fundamentales para conseguir mis objetivos.