CORTESÍA.

Chocolates que matan… ¡son sus envolturas!

¡Nooooo! ¡Los chocolates que envolvieron tu niñez –y quizá tu pubertad– pueden también envolverte en un cáncer y dañar tu genoma humano! (Respiren). Esto es causado, no por el chocolate en sí mismo –afortunadamente–, sino por los materiales que algunas marcas utilizan para protegerlo –desafortunadamente.

Según la asociación de seguridad alimentaria, Foodwatch, existen envoltorios de chocolates que pueden provocar severos daños. ¡Agárrense! porque las marcas de chocolates involucradas son reconocidas: Kinder, de Ferrero; Fioretto con almendra y maní, de Lindt y Sun Rise, de Rübezahl.

Los materiales de las envolturas de estos tres tienen hidrocarburos aromáticos, los cuales causan mutaciones genéticas, ya lo había dicho la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, en 2012. Al empaquetarlos y usar papel reciclado, restos de aceites minerales pueden contaminar el producto.

Pero ¿qué dicen las marcas ante el inminente riesgo que están provocando a los pequeñines y a los no tan pequeños? Básicamente, hicieron caso omiso de las declaraciones de Foodwatch y se negaron a advertir a los consumidores y, aún más, a suspender la venta de los chocolates.

Algunos otros especialistas afirman que los elementos que pueden causar cáncer están sólo en la envoltura –claro, lo que necesitábamos saber, nos mantiene tranquilos– y elementos como esos ¡están por todas partes!.

Ferrero dice trabajar ya en los “problemas técnicos” para reducir la cantidad de hidrocarburos pues sus productos son de la más alta calidad. Ha dicho que pondrá manos a la obra para identificar la principal fuente del elemento contaminante durante la producción ¿le creemos?

Comentarios

Magali Pérez Valdez

Adicta a las palomitas y a las películas, especialmente en tardes lluviosas. Baila por distracción y ríe por convicción. Cree que la frase del buen Monsiváis "Somos los de siempre, pero nunca somos los mismos"aplica todos los días con ella.