Cortesía.

Un toque de color veraniego

Ya conocemos el ombré, y si no te platico rápido que es esa coloración más clara en las puntas que nos hacemos en el cabello, que da la impresión de un degradado con una apariencia natural.

Lo mejor de todo es que esta técnica puede ser usada por chicas de cabello claro, pero también oscuro, así como nosotras las latinas que muchas veces no podemos experimentar con tantos tonos sin vernos extrañas.

Si no te lo has hecho nunca, el verano es una buena oportunidad para cambiar de look, pues es un toque fresco que le viene bien a todas las cabelleras.

Por si aún no estás convencida porque no quieres gastar de más o no le tienes confianza al estilista de la esquina, puedes hacerlo tu misma en casita, y te quedará igual de bien.

Lo único que necesitas es tinte y un cepillo de cabello. Es súper sencillo: en un cabello limpio y bien cepillado vas a aplicar esta técnica. Satura tu cepillo de peinar que normalmente usas con tintura, (de esos que venden en cajita), en un tono más claro que tu pelo si quieres que sea muy tenue o dos tonos más arriba para que se vea la diferencia e color.

Después sólo tendrás que cepillar las puntas de forma habitual, ya que esto quita la posibilidad de que presiones demasiado tu cabello con las manos cuando aplicas el producto. Además, un cepillo te da un ombré más real y rápido de hacer.

Eso es todo por ahora, espero quelo practiquen y nos cuenten qué tal les fue.

Besos coloridos, Karla Gómez

Cortesía.

Cortesía.

Cortesía.

Cortesía.

 

 

 

Comentarios

Karla Gómez

Damita bien, si no especialista al menos bien informada en temas de fashion, lifestyle, beauty and retail, (en inglés porque suena más cool). Gerente de contenidos en Chale Madame y entusiasta aficionada de la publicidad, (en realidad licenciada en Ciencias de la Comunicación).