street-1431207_960_720

Combate el estrés con arte


Sí, tú y yo estamos cansados de este #$%&* estrés. Uf, perdón, me descontrolé. Pues sí, así como lo lees, todos en este país vivimos estresados. Y ,que conste que no lo digo yo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) México es el primer lugar en estrés. No es para tomárnoslo a la ligera, no señor, que el estrés es sólo el inicio y bueno, ni qué decir que después viene la obesidad, infartos y demás.

Pero tranquilos todos, que lo mejor de este mal es la cura. ¿Estás cansado de rutinas de yoga que nada más no dan resultados? ¿La respiración sólo logra estresarte más? Pues agárrate de tu asiento que esta es la solución a todos tus males: ¡Haz arte! Pero espera, guarda esos ahorros, que no necesitas inscribirte a ninguna academia, con garabatear basta.

Y es que un equipo de profesionales de la salud del Drexel College investigó sobre si esto sólo surtía efectos en los grandes exponentes de las corrientes artísticas. Gracias a Picasso no es así (es broma, es broma). Bastan algunos marcadores, papel, barro, materiales afines y 45 minutos sin restricciones para reducir el estrés en un 75% de los casos. Ah, sí, sin importar si era la siguiente pintura del hiperrealismo o la clase de dibujos que se encuentran en las últimas hojas de los cuadernos.

Este estudio que lleva por título “Reducción de los Niveles de Cortisol y Respuestas de los Participantes Después de Hacer Arte” se publicó en Art Therapy, la revista académica dedicada a estudiar las propiedades curativas del arte (no hay chamanes, no hay mal de ojo, no es brujería). Así que no te estreses en el intento de desestresarte si lo que esperas es hacer una pintura perfecta, concéntrate en los beneficios que esta práctica traerá a tu vida.

Así que ya lo sabes, deja de pensar que son cosas de niños y hazte un tiempo en tu ajetreado día. No hay mejor tiempo que el que inviertes en ti mismo. Y ya de paso, se reduce la histeria colectiva (todos los usuarios del transporte público lo agradeceremos, jaja). De aquí directo a la papelería y después a tu escritorio ¡Yey!

 

¿Aún incrédulo? Aquí puedes leer el estudio completo

 

Limpiando los pinceles, Jessica Montoya

Comentarios

Jessica Montoya Piñón

Dieciséis años he sido estudiante. Tan tradicional que todo parece indicar que tengo cuarenta desde los quince. Quasi-comunicóloga, quasi-escritora y quasi-Madame.