Foto: Twitter @KudaiLA

9 cosas muy raras que pasaron en el concierto de KUDAI

En Chale Madame somos muy incluyentes, y no juzgamos a (casi) nadie. Por eso nos aventamos a vivir una experiencia algo distinta y… ¡Nos lanzamos al concierto de Kudai!... ¿De quién?

Para los que no se acuerdan, Kudai es una banda de rock-pop que fue bastante famosona a mediados de los 2000’s, que todos relacionamos con los llamados EMOS y que anunció su esperadísimo (uy sí) reencuentro. Como los chavorrucos que somos, nos fuimos a su concierto y como diría mi Paty Chapoy, fue algo “interesante pero estraño”:

paty

Aunque lo nieguen todos, TODOS, se saben alguna rola de Kudai. Y la cantan a todo pulmón porque pues, chavorrucos dolidos recordando la adolescencia, no se hagan.

¡No había emos!

Aunque usted no lo crea en ningún rincón del Teatro Metropólitan vimos a nadie con vestimenta darks, ni mucho menos con esos peinadazos tan característicos. Pura decepción con estos chavots.

emos

La gente más rara diferente estaba en el concierto.

No es broma, había fresas, hipsters, godínez, chavorrucos, adultos con sus mamás (qué oso weeeey), chavas que iban vestidas pa’ la boda del año, gente en pants y en traje… De todo, así bien surrealista.

Los teloneros eran bien particulares.

Sweet Menta es el grupo que quizo prender al público (y fracasó en el intento). Eran una mezcla rara de Moenía, Belanova, Miranda y Alaska, así, todo eso.

sweet

Foto: Jorge Aranda / Sweet Menta

Había papás y mamás esperando a sus hijos afuera del teatro.

Y digo, no sería raro a menos que, recordemos, el 99.99% de los asistentes éramos chavorrucos adultos ventitantoañeros y hasta treinteañeros. A mi por que mi mamá ni me quiere 🙁

¿Acaso cantaron una de Vicente Fernández?

¡Sí! Se vieron bien valientotes y nada más faltó el tequila con “Volver, volver”. Digo, no fue la mejor interpretación, pero la intención es lo que cuenta, ¿NO?

Los emos se volvieron hipsters y fresas.

Al menos esa es mi teoría al ver a la gente que fue al concierto, y la neta me dan más miedo ahora que cuando eran emos. Chale.

Seguro había un par de amigos tuyos por ahí.

Aunque lo nieguen, aunque esta vez no hayan hecho check-in porque qué oso ver a Kudai, sí andaban por ahí escondidos y harto emocionados. Yo me encontré un par y no nos quedó más que reirnos nerviosamente. Trágame tierra.

Los clubes de fans de Kudai son los más locos.

Sí, para empezar SÍ tienen vaaarios clubes de fanseses, pero lo mejor (¿peor?) es que son más apasionados que aficionados del América en el clásico. Gritan, lloran, bailan y hasta acosan a los que tienen al lado, pinche miedo mil.

Al final la verdad era un buen show que nos regresó a varios a esa época de adolescentes donde pensábamos que la vida era harto injusta porque tu mamá te ponía a lavar los trastes y en tu mente le cantabas “Déjame Gritar” o “Escapar”. Digo, obvio investigué las rolas para la nota, ni crean que me las sé.

Si ustedes fueron, cuéntenme qué más vivieron por ahí. No sean gachos.

Comentarios

Claudia Iveth Hernández Castillo

Futbolista, deportista, comunicóloga, RRPP, Macho Alfa, pelo en pecho, lomo plateado, valentina de la que pica. 80% Chale, 20% Madame. Pueden seguirme en twitter en @klau_1015