animals-1320796_960_720

Hay dos tipos de celosos ¿Cuál eres tú?

Los celos son algo tan normal en nuestra vida que no nos percatamos cuánto nos dañan, el problema es que hemos vivido con ellos toda la vida que ya hasta nos caen bien.

El celo se define como el conjunto de sentimientos negativos como rencor, miedo, enojo, desesperación, etc., cuando se cree que la persona que amamos nos engaña con alguien más, o bien que hemos pasado a segundo término.

Ojo, no solo hablamos de los celos de pareja, también puede ser hacia los padres, hijos, hermanos, amigos o cualquier cosa o persona que creemos nos pertenece. Ahí está el pedo, creemos que nos pertenece, y oh sorpresa, no es así, nada es completamente nuestro.

El problema radica cuando se tiene la idea de que algo es de nuestra propiedad, principalmente por haberle dado cariño o tiempo, pero no por eso debe ser tuyo. Si te estas identificando debo decirte que hay dos tipos de celos: los sanos y los patológicos.

1- Los sanos o normales

retro-1326258_960_720

Los celos sanos son aquellos que tratan de equilibrar las emociones y las relaciones, por ejemplo: Cuando le pides a tu pareja que no haga cierta cosa porque te molesta y que él lo sabe.

Estos celos sanos o normales, se basan por lo general en acciones concretas. Normalmente se tiene miedo de perder el amor de un ser muy querido, por lo que se recurre a entablar el diálogo y acciones que los ayuden a mejorar. Este tipo de celo busca la transparencia en la relación y el respeto.

2- Los Patológicos

man-315069_960_720

Los celos patológicos se les atribuyen a las personas que son inseguras, pero en especial a las que tienen algún desorden emocional. Generalmente son muy hostiles, creen que nadie las va a querer si dejan ir a la pareja actual.

Intenta resolver los problemas con amenazas, con miedo y se molestan con la más mínima provocación. Pretende tener a la persona amada en un encierro total, no quiere que la vean, ni que vea a nadie por miedo a perderla.

Esto llega a ser tan enfermizo porque se han dado casos de que no salen en público para evitar este tipo de enfrentamientos, incluso pueden llegar a los golpes si consideran que alguien más está viendo con morbo a su pareja, o su pareja a alguien más.

Estas personas son fáciles de reconocer porque imponen más miedo que amor, revisan tu celular y todos tus movimientos. Por ejemplo: sin decirte van por ti a la salida de tus actividades diarias como el trabajo o la escuela, van con su pareja a todos lados, espanta a sus amigos y la oculta de su familia, claro de una manera muy inteligente para que no se vea el poder que tiene sobre la persona.

Seguro todos conocemos a los dos tipos de celosos, la pregunta es ¿Cuál eres tú? Si la respuesta fue la segunda opción, corre inmediatamente a agendar una cita con el siquiatra, ¡URGE!.

Christian Patlán

Comentarios

Christian Núñez Patlán

Comunicólogo de corazón. Escandaloso por pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.