Foto: Lace & Lemons

¿Cómo elegir el mejor vestido de novia?

Un gran error que cometen las mujeres a la hora de elegir su vestido de novia es que se dejan influenciar por sus familiares o amigas.

A continuación te compartiremos algunos consejos de nuestros amigos de Lace & Lemons que te ayudarán a comprar el atuendo correcto para este momento especial.

1.- Define presupuesto: 

Tu vestido parte de un presupuesto, es bien importante que tengas una idea de cuánto te quieres gastar y en qué lugar deseas realizar tu boda. Una vez definido esto, entonces lánzate a la tienda, pues regularmente lo hacen al revés.

via GIPHY

2.- Que el vestido haga sentido con el lugar de la boda:

Si tu boda es en jardín o en un lugar abierto, elige algo que no te dé calor, sin mangas; que sea fresco y  no sea pesado.  Seguramente vas a caminar en el pasto, por eso opta por algún vestido que no tenga mucha cola para que no se vaya arrastrando.

En un lugar cerrado, el vestido puede ser más llamativo, más elegante, con más pedrería y una cola larga, pues es un lugar donde hay piso o alfombra.

via GIPHY

3.- Siéntete cómoda:

Es bien importante que las novias se sientan cómodas con el vestido que usarán en el día más importante de su vida, porque luego sacrifican comodidad. Pero, OJO, la cara de incomodidad se ve.

CHÉCATE ESTA: Dime qué música te gusta y te diré qué tan infiel eres

via GIPHY

4.- Toma riesgos: 

Arriésgate, aunque sin olvidarte de tus características físicas y tu personalidad. Las niñas tienen miedo a que en 20 años cuando vean la foto de su vestido digan “la regué”. En 20 años vas a odiar tu vestido, pues habrá otras modas. Aquí lo importante es ser tú, o sea, que si se te ve impresionante el vestido a pesar de no ser el típico, ÚSALO, al final vas a ser la sensación.

Con estos consejos serás una novia radiante, plena y portarás tu vestido como ninguna otra. Si quieres más información, acércate con nuestros amigos de Lace & Lemons.

 

Comentarios

Chale Madame

Todo lo que sucede en nuestro día a día lo encontrarás aquí, contado muy al estilo Chale Madame.