1 160715

Entre flores de colores

Hasta hoy, en la cocina se han descubierto diversas maneras de combinar lo que nos gusta con lo que nos nutre, desde productos de origen animal, vegetal y cereales, hasta los que nos llevan a  poder representar un pedacito de la naturaleza en nuestro plato. Lo natural va más allá de ser vegetariano o comer ensaladas, pues no es lo mismo tener una lechuga que una rosa o una malva como parte de algún platillo en nuestra mesa.

El consumo de flores suena quizá disparatado, pero es una orgánica manera de adquirir nutrientes y sabores sin la necesidad de invertir demasiado, si quieres disfrutar de ésta experiencia debes tomar en cuenta un par de consejos.

Antes de consumirlas es necesario estar bien seguro de que son comestibles y de que fueron cultivadas de forma orgánica, es decir, sin  pesticidas o fertilizantes que puedan dañarlas tanto a ellas como a ti.  Puedes consumirlas frescas en ensaladas, postres, guisados y sopas; o secas en infusiones, pero para ello hay que someterlas a técnicas de secado, congelado o con aceite.

Las flores dan un sabor distinto a cada platillo, en general suele ser un poco más dulce o suave. Para lograrlo la rosa y el clavel son perfectos. Existen también las flores comestibles que funcionan como decoración en los platillos, como la caléndula y la malva. Y apuesto a que al menos alguna vez las has probado en agua, para el caso de la jamaica o en quesadilla con la típica flor de calabaza. A continuación te mostramos una lista de las 10 flores más comunes en la cocina mexicana.

Flor de calabaza
Jamaica
Rosas
Tomillo
Menta
Pensamiento
Malva
Lilia
Lavanda
Clavel

Comentarios

Chale Madame

Gran escritor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.