Foto: Thinkstock

5 razones para escuchar música al hacer ejercicio

La música nos ha acompañado desde siempre, cuando nos enamoramos estúpidamente locamente de alguien, cuando ese alguien nos deja y nos rompe el corazón en mil cachitos, incluso en el metro a hora pico donde casi morimos aplastados (léase en tono dramático). Y ahora que está de moda eso de ser fitness y salir a correr porque la contingencia nos hace los mandados, es obvio que hasta en eso la música es la mejor compañera.

Escuchar algunas rolas mientras estamos en el gimnasio sudando como puercos, o cuando vamos a correr no es precisamente lo más nuevo, sin embargo, en los últimos años se han tratado de investigar los efectos que tienen ciertas melodías en nuestro desempeño al ejercitarnos. Por ejemplo, algunas investigaciones han revelado que escuchar música ayuda a sobre llevar el dolor al hacer grandes esfuerzos, pero ¿sabes realmente cómo te ayuda poner música para sacar todo tu poder? Aquí te lo decimos:

  • Una buena rola te puede ayudar a mantener el ritmo

Ya sé que varios de nosotros tenemos dos pies izquierdos y que tenemos peor ritmo que un cien pies intentando bailar, pero llevar un ritmo constante al momento de correr o hacer algunos ejercicios en el gimnasio ayuda a usar nuestra energía de una manera más eficiente, por ello el ritmo de la música es un estímulo para el cerebro que te indica cuándo y cómo moverte.

giphy1

  • Te ayuda a sacar todo tu “fuuuuuaaaaa”

Una vez que ya andas bien prendido con el ejercicio y sientes que nada te puede parar, ya entraste a “la zona”, esa que dicen los científicos que te hace aumentar tu nivel de fuerza y hace que todo tu “fua” salga a flote. Es más, vas a correr más rápido que el Correcaminos. Tip: la rola con la que Rocky entrena es una de esas que aumenta tu ‘ki’, como Gokú.

giphy

  • Mejora tu estado de ánimo

Varios estudios han encontrado que la música es ideal para animarte y hacerte sentir más feliz o eufórico, lo cual a la hora del ejercicio te ayudará a poner toda tu energía en cada actividad. Así que no importa si te peleaste con tu novia/o, si te regañaron en tu casa o si el jefe te dejó salir más tarde, con la música indicada y un poco de gimnasio dejarás atrás toda esa negatividad.

gif-2

  • La música es una buena distracción

Realizar tus actividades físicas con tus rolas preferidas hace que seas menos consciente del gran esfuerzo que estás haciendo, esto de acuerdo a una investigación publicada por The Guardian. En pocas palabras, algunas melodías distraen a los mamados deportistas de su consciencia corporal, entiéndase, se les olvida el dolor que en el momento padecen, y por ello pueden mejorar su rendimiento hasta en un 15%. ¡Ahí no’más!

giphy3

  • Hace que te den más ganas de moverte

Otros investigadores han encontrado que cuando la música tiene un “beat” intenso, el cerebro se emociona, corre, vuela y se acelera e induce el movimiento en las personas. Así que lo ideal es elegir una lista de reproducción que te haga intensear, y no importa que le tengas miedo a ese entrenamiento más perro que el “Perro” Aguayo, seguro vas a terminar y sentirte orgulloso de tus fuerzas.

Comentarios

Claudia Iveth Hernández Castillo

Futbolista, deportista, comunicóloga, RRPP, Macho Alfa, pelo en pecho, lomo plateado, valentina de la que pica. 80% Chale, 20% Madame. Pueden seguirme en twitter en @klau_1015