Oscar Pistorius, atleta, libro, don lectorín, Chale Madame, libros, deporte

Escupamos sobre nuestro héroe

Lo mejor de tener ídolos, el barro que convertimos en rocas, en figuras de acero, en semidioses, es que podemos destruirlos en un abrir y cerrar de ojos, con 140 caracteres y a veces, con un solo clic.

La imagen de nuestro héroe puede diluirse en unos cuantos segundos. Nuestros aplausos se vuelven dentelladas, masticamos reputaciones y vidas privadas desde nuestro celular. En cuanto olemos la sangre se activa nuestro instinto destructivo.

Pistorius, la sombra de la verdad, del gran periodista John Carlin, retrata la transición de ídolo a villano; de héroe a demonio. Los años que se pasó el deportista luchando contra la furia de la naturaleza –sus discapacidades, su enfermedad, la genética atroz, la hemimelia peronea-, las miles de horas en el gimnasio se ven reducidas a memes que dislocan y hacen leña del árbol caído.

Oscar Pistorius, atleta, libro, don lectorín, Chale Madame, libros, deporte

Portada del libro.
Foto: onemagazine

Los micrófonos que reproducían admiración, hoy son jueces, verdugos, inquisidores. Lo que importa es el entretenimiento. Y ante la inmensa oferta de contenidos no cabe la reflexión. Quien manda son las emociones. Nuestro día necesita de chivos expiatorios, recostados en la piedra de los sacrificios, para que nuestras manos se impregnen con el olor de sus vísceras.

La historia de Pistorius tiene todos los elementos para los reality shows que adora el público. Un hombre devorado por una enfermedad, un niño sin piernas que lo abandona su padre y queda al cuidado de una madre alcohólica. Un adolescente que se empeña en vivir y descubre en el atletismo el único antídoto para salvarse. El éxito, la fama, los reflectores y hasta ese momento la historia terminaría por aburrir a la audiencia. Pero las tragedias son disciplinadas y siempre se apegan al guión, al destino. Y el niño maravilla, el valiente Pistorius, se destruye, sus fobias pueden más que su suerte y un día descarga su arma contra su novia.

El resto de la historia está llena de confusiones, de tergiversaciones y escándalo mediático. Carlin muestra al Pistorius completo, al que inspira a otros seres humanos, al bondadoso y magnánimo. Va un paso delante de sus colegas reporteros. El libro no es recomendable para quien quiera una explicación breve, un juicio contundente. ¿Qué pasó en la cabeza de Pistorius el día que decidió apretar el gatillo contra su novia? Nadie lo sabe. Sabemos las consecuencias. El héroe ha caído, escupamos sobre él.

 

Comentarios

Daniel Francisco Martínez

Descubro y hago posible la magia de los libros.