avocado-1476494_960_720

El aguacate seguirá siendo para ricos. Te decimos por qué

Un hecho que desde hace un par de semanas se volvió tema de conversación entre las amas de casa es el inesperado aumento al precio con el que se ha identificado el fruto que en nuestra infancia conocíamos gracias al “agua pasa por mi casa, cate de mi corazón y si no lo adivinas eres un burro cabezón”, el aguacate.

Ese fruto verde por dentro y negro por fuera del cual se producen cerca de un millon de toneladas en México ha registrado un aumento inigualable comparado con el de otras frutas. Pues desde finales del mes de mayo hasta lo que va de julio, su precio ha incrementado un 132 por ciento y en los distintos mercados de la ciudad un kilo oscila entre los 75 y 80 pesos.

La razón de tan brutal aumento se debe a tres factores:

1. Según la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM), tradicionalmente en los meses de junio y julio se tienen precios más altos de aguacate por el fin de la primera cosecha de aguacate Hass en el estado de Michoacan, mayor productor de aguacates en el país con una producción de 1 millón 219 mil 554 toneladas en 2015, lo que equivale al 80.2 por ciento.

2.  El aguacate se ha vuelto una fruta con alta demanda, debido a que tanto en México como en otros países se le han atribuido propiedades multivitamínicas, ya que proporciona al cuerpo potasio, fibra, sodio, grasas saludables, además de contribuir en la prevención de enfermedades del corazón, la diabetes y alzheimer.

Lo cual aumenta su oferta pues se consume tanto en la industria gastronómica, cono en la industria de la belleza para la preparación de shampoos y bálsamos.

3. Debido al cambio climático, en las regiones de los principales estados productores de aguacate, el costo de su producción aumenta, de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Productor que dio a conocer el INEGI, en el mes de mayo incrementó 32.19 por ciento de un mes a otro. Pues las condiciones agrícolas se transforman, lo cual requiere un mayor cuidado, atención e inversión por parte de los productores.

El aumento  ha puesto al pueblo mexicano como loco, pues resulta casi imposible imaginar nuestras comidas sin tan afamada y deliciosa fruta. La solución de momento es comenzar a ahorrar aquello que queda para los chicles, con el fin de armar la vaquita, esa que se hace para comprar bebidas y comprar unos dos aguacates, mientras mantenemos la esperanza de que ésta triste noticia termine pronto. giphy (4)

 

Comentarios