Cortesía de desdelaplaza.com

Los hombres como el café

Si de tanto pensar en tu pareja ideal ya te duele el brazo y tienes el corazón apachurrado, no te preocupes, en esta ocasión te traigo unos consejos para que esa persona voltee a verte y comiences a ser ese “macho alfa, pelo en pecho,  lomo plateado” que tanto has deseado. Recuerda que los hombres deben ser como el café ¿Por qué? Descúbrelo.

  • Conócete para que puedas darte a conocer: Un hombre seguro es un hombre con confianza, y todos sabemos lo que pasa cuando la confianza se excede. Porque estar seguro de sí puede hacerte ver como un gran apoyo que brinda confort, tanto en las buenas como en las malas.
Cortesía Tumbrl

Cortesía Tumbrl

  • No tengas miedo a fallar: Seguro la vas a a embarrar en algún momento de tu vida, pero todos somos humanos, y la etapa más difícil a la hora del ligue es la de la primera impresión. Por ejemplo, por fin te armas de valor, vas a saludar a esa personas, se te atraviesa una piedra y das el mal paso. Lo que debes hacer es levantarte como los mejores y no detener  tus planes por un error humano del que nadie está exento.
  • Mírala con deseo:  Mírala coquetamente, pero nunca le pierdas el respeto. A quién no le gusta recibir esa mirada pícara de su ligue que dice ¡Agárrenme porque ahí le voy! Esas miradas y esas sonrisas te van a hacer mantener el interés de esa chic@ porque si así es la mirada ¿cómo será el acto?
  • Sé romántico, sé erótico: Trátala de maravilla, trátala como LA PERSONA QUE TE GUSTA, así de simple. Desde que te pones ese perfumito del abuelo que a todas las tías les gusta, hasta ponerte guapo con una cena para dos con postre en la cama. Porque la pareja siempre va a agradecer que el hombre huela a hombre (a hombre con perfume, o loción, lo que uses).

          Nota: No confundan loción con el desodorante; ahí sí no te pases de chale.

Cortesía Giphy

Cortesía Giphy

  • Sé como el café: Negro y caliente. El negro para la elegancia el porte que debes tener al acompañarla, para que se sienta segura y para que sepa que lo que sientes por ella es algo real, algo seguro y sobre todo, para toda ocasión. Lo caliente para que nunca se aburra, para que la apoyes y seas parte de ella en sus momentos más íntimos. Para que su corazón sea cálido con el tuyo. Y así esa persona también pueda brindarte seguridad, confort, romanticismo y deseo.

Comentarios

Rubén Márquez Vázquez

Soy un chavo súper relajado. Me gustan las actividades extras, pues en cada oportunidad siempre hay algo nuevo para aprender, y las experiencias nuevas son las que llenan el alma de sabiduría y de risas la hora del café.