rio-1512655_960_720

Los Juegos Olímpicos en el cine

Brasil, fiesta, playa, juego y por qué no un poco de cine que ha hecho historia, en diferentes categorías de los Juegos Olímpicos. Así es que si creías que únicamente podrías ver juegos y samba, mejor checa a continuación la lista de las películas que han marcado los Olímpicos:

Olimpiada (L. Riefenstahl, 1938)

Además de aplicar innovaciones alucinantes para la época (las cámaras subacuáticas, por ejemplo), Riefenstahl nos ofrece involuntariamente el placer de observar a Hitler, Goebbels, Goering y otros mandamases de la esvástica tragando quina ante el triunfo del atleta afroamericano Jesse Owens.

Carros de fuego (H. Hudson, 1981)

Ganadora de cuatro Oscar (entre ellos, Mejor Película y Mejor Guión Original), Carros de fuego es un ejemplo modélico tanto de los dramas de época made in UK como de ese afán de superación que todos identificamos con el espíritu olímpico. Mientras Ian Charleson (escocés meapilas) y Ben Cross (judío acosado por el antisemitismo) despliegan su historia de camaradería y rivalidad en los juegos de París de 1924.

Prefontaine (Steve James, 1997)

La vida y la prematura muerte de Steven Prefontaine, medallista y recordman estadounidense de semifondo, han inspirado dos películas. La más popular, Sin límites, contó como director con Robert Towne (quien, por lo que se ve, tiene debilidad por el atletismo) y con Billy Crudup como el corredor.

 

One Day in September (Kevin Macdonald, 1999)

Esta película, ganadora del Oscar al Mejor Documental, narra minuciosamente (y con Michael Douglas como narrador en VO) el hecho que precipitó la venganza israelí narrada por Steven Spielberg en su cinta de 2005. Durante los juegos de Munich de 1972, un comando de terroristas palestinos mató a seis atletas y cinco entrenadores del equipo israelí en la que se conoce como la masacre de Munich, en la cual también cayeron cinco de los atacantes y un policía.

Comentarios

Andrea García Delgado

Tengo 22 años y la fotografía es una de mis principales pasiones, al igual que viajar y conocer nuevos lugares es lo que más amo en la vida. Escribir acerca de lo que veo y pienso, ya sea por medio de notas, crónicas y reportajes porque la vida se comunica, transmite y aprende.