Foto: pixshark.com

La tecnología, un reto para la educación

“¡Vivimos otra época!” Ésa es una frase muy común a escuchar cuando se habla con padres que tienen hijos adolescentes o incluso niños pequeños que manejan la tecnología de una manera impresionante. Muchos saben que tienen que hacer un esfuerzo por conocerla, aprenderla e involucrarse pero otros se han dado por vencidos y ahí es donde radica una de las variables que tienen que ver con un nuevo problema: la brecha tecnológica.

Y es que aunque no estoy peleada con la tecnología, la educación sin duda tiene que correr a la misma velocidad que ésta.

Hoy, surgen redes sociales, chats, nuevas formas de comunicación, inventos,  etc…  Todos los días y mientras estamos queriendo entender por lo menos una, los niños y adolescentes ya conocieron tres más.

niños y tecnologia, tecnologia, niños, padres y tecnologia

Foto: technomexico.com/

Según un estudio de la Universidad de Oxford del 2013 (que examinó 700 tipos de trabajos en Estados Unidos) un 47% podrían ser automatizados en las próximas dos décadas, además de que aparecerán nuevas profesiones en el mercado laboral mundial de los próximos 30 años, fruto de la evolución científica y tecnológica.

Y aquí es donde como padres no nos podemos quedar atrás. En estos días lo mejor para cualquier situación es comunicarse, acercarse a esos niños y adolescentes que tenemos en casa y hablar continuamente con ellos; pedir ayuda si no entendemos algo; tratar de involucrarnos lo más que se pueda en su mundo; hablar de los peligros que puede haber en Internet y redes sociales, del poco compromiso con el contacto personal… porque ésa sí será nuestra gran labor.

No se trata de nadar contra corriente, sino de aprender con ella. Debemos hacerles entender a nuestros hijos que “la tecnología esta al servicio del ser humano y no él al servicio de la tecnología”, ¡conectemos con ellos!

Comentarios

Alicia Rábago

Especialista en orientación familiar, inteligencia emocional y educación. Master en psicología infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.