Cortesía youtube.com

Li-Fi como nueva fuente de datos

Llegó para ustedes la versión 2.0 del amado Wi-Fi. Como cuando se te prende el foco: llega Li-Fi (Light Fidelity) como una nueva fuente de datos tan fácil acceder a ella que bastaría con prender la luz. Sus ventajas son mayores y más sorprendentes que la red de güifi que en su momento también nos conmocionó.

Esta magnífica herramienta es capaz de hacernos olvidar los dolores de cabeza cuando se satura el wi-fi, pues su manera de funcionar es a través del espectro luminoso que proporcionan las luces de LED, dándonos 1Gb de navegación al segundo; o sea 10,000 veces más fuerte, rápido y confiable.

Cortesía geohabitar.blogspot.com

Cortesía geohabitar.blogspot.com

Este proyecto, bajo la firma mexicana de Sisoft garantiza que ningún vecino nos robe la red, pues al funcionar con la luz, su señal no atraviesa paredes: ¡Adiós a cambiar la contraseña a cada rato! Alabado sea el desarrollo tecnológico.

Pero para hacer que esto funcione se debe contar con diferentes herramientas: como ya dije, se necesita un Foco de LED, con ello puede transmitir datos en el lenguaje binario de las computadoras. Para que cuando se prenda y apague el foquito, el lenguaje binario se transmita a un dispositivo y se convierta en información, así mismo, el dispositivo receptor debe tener un detector luminoso que capte el parpadeo y voilà. Internet infinito y sólo para ti.

Cortesía GIPHY.com

Cortesía GIPHY.com

En lo que el resto del mundo se actualiza con esta versión 2.0, existen varios lugares en México que ya cuentan con este sistema, como dependencias gubernamentales y cadenas hoteleras (principalmente en Veracruz). Así que mientras compramos nuestras lámparas de Sisoft (especiales para hacer la magia) pensemos en contraseñas más seguras para que ningún vecino nos robe nuestra odiada y lenta señal del güifi, que de los apagones nos preocuparemos en el futuro.

Así que a la manera Marvaz, vamos a actualizarnos, poco a poco, hasta que por fin hagamos una red masiva de información.

Comentarios

Rubén Márquez Vázquez

Soy un chavo súper relajado. Me gustan las actividades extras, pues en cada oportunidad siempre hay algo nuevo para aprender, y las experiencias nuevas son las que llenan el alma de sabiduría y de risas la hora del café.