Cortesía de www.taringa.net

El estilo de María Antonieta que todas llevamos dentro

SIGLO XVI,…

María Antonieta es un ícono de la moda entre la aristocracia. Su estilo y pasión por las tendencias, por supuesto, nos han hecho tacharla de frívola y superficial. Y quizá esta concepción no cambie, aún cuando pasen siglos y siglos. Lo que es un hecho es que esta mujer marcará la historia de la indumentaria.

FOTO: www.vogue.es

FOTO: www.vogue.es

 La mayoría de las mujeres somos amantes del glamour y de todo aquello que nos hace sentir femeninas y atractivas para el mundo. Y sí, pareciera que ese asunto nos hace superficiales, pero lo cierto es que el mundo nos exige los lujos dentro de la apariencia.

No podemos prescindir de las joyas, los vestidos caros, los accesorios de los diseñadores más reconocidos de la alta alcurnia. Vivimos en una sociedad en la que los eventos de gala, cenas, presentaciones y hasta la hora de té se tornan en un espacio para la crítica y el cotilleo.

No es que la duquesa de Austria sea de nuestro total agrado, pero sin lugar a dudas todas quisiéramos ocupar su trono y poder usar esas zapatillas tan encantadoras o esos sombreros con tanta elegancia.

kirsten-dunst

FOTO: www.proyectomoda.com

El asunto del corsé nos tiene fascinados. La duquesa María Antonieta no sólo se da el lujo de presumir su belleza y elegancia de rostro tan encantador, sino también presume de un cuerpo de ensueño, al tiempo que se da el lujo ser más revolucionaria que nosotras las mortales. Su escote ha dejado a relucir su atrevimiento y coqueteo.

FOTO: www.fotogramas.es

FOTO: www.fotogramas.es

De ahí que deberíamos unirnos más a sus ideales, porque Lady Antonieta impone, e impone bien. Sus vestidos son envidiables y si ella los usa el resto de nosotras querrá ir a las nuevas tiendas de la plaza por uno de ellos.

Quizá en algún futuro no muy lejano, las mujeres de la corte y las plebeyas dejemos de lado los prejuicios y aceptemos cuando una mujer es bella sin necesidad de envidiarle lo que no podemos tener. Eso señores, sí es frivolidad.

Es claro que la indumentaria o la moda no te hace mejor ni peor persona, sólo resalta la belleza de cualquier ser humano. Y si algún día tienes la oportunidad de pasear por las afueras de Paris no dudes en presumir del estilo de la reina más coqueta y hermosa que ha tenido Francia; la que todas llevamos dentro.

FOTO: www.elmundo.es

FOTO: www.elmundo.es

Aquí en tu revista, sabemos que anhelas tener un cutis de princesa como lo presume nuestra soberana, por ello te proporcionamos como un extra la receta filtrada hace unos días; toma nota:

2 cucharaditas de coñac

1/3 de taza de leche

Una clara de  huevo

Jugo de limón.

Úntala por las noches antes de tomar la ducha y verás los resultados inmediatos, los poros no se notarán en absoluto.

Comentarios

Chale Madame

Todo lo que sucede en nuestro día a día lo encontrarás aquí, contado muy al estilo Chale Madame.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.