Cortesía GQ.

Las mejores exposiciones en 2016 fueron…


¿Cómo que ya se terminó el 2016?, ¿no fue ayer cuando dijimos que éste sí era nuestro año? Bleh, en fin. ¡Se nos fue! Y sí, además de dejarnos una chiva, una burra negra, una yegua blanca y una buena suegra (ajá), nos dejó exposiciones memorables y dignas de ser recordadas. Por eso, traemos para ti las muestras que resultaron un parteaguas en la vida artistica de la CDMX. ¿Imaginas cuáles fueron?

5. Stanley Kubrick en la Cineteca Nacional

¿Puedes creerlo? Pues muchas personas más sí, fue una de las más esperadas tooodo el año. Incluso, ahora que lleva unos cuantos días abierta, ha recibido una afluencia de personas enoooorme. Esta exposición que, además, está acompañada de un ciclo de cine completito para este gran director es una espléndida oportunidad para conocer a Kubrick de cerca. ¿Ya la viste? Se va en marzo de 2017.

image-original-cortesia-mubi

4. Remedios Varo: Apuntes y anécdotas en el Museo de Arte Moderno

Claro que sí, hay espacio para el surrealismo (siempre y en nuestros corazones). Remedios Varo volvió a casa después de dar un rol por toodo el mundo durante ocho añotes. Esta muestra, llena de el trabajo y la sensibilidad de la pintora, permanecerá expuesta al público hasta febrero del año que sigue. Así que, si fue lo mejor del 2016 y, por supuesto, pinta para ser de lo mejor a inicios del siguiente año, ¿te la vas a perder?

Cortesía La Jornada.

Cortesía La Jornada.

3. Otto Dix: Violencia y Pasión en el Museo Nacional de Arte

El más oscuro de los oscuros ocupa (ooobviamente) un peldaño en este conteo. ¿Quién otro ha logrado, como él, dedicar su vida y obra (así, literalmente) a los horrores, muertes, guerras y condición humana (en condición humana hay que conceder mención especial a Dostoievsky, jeje)? El trabajo de Otto Dix fue tan impresionante que dejó sin palabras a mismísimos miembros del partido nacionalsocialista. Si los secuaces de Hitler lo calificaron como arte degenerado ¿dejarás perder la oportunidad? Esta muestra levanta el vuelo el 15 de enero de 2017.

Cortesía Wikipedia.

Cortesía Wikipedia.

2. El París de Toulouse-Lautrec en el Museo del Palacio de Bellas Artes

¿Quién, en su sano juicio, no ama la Belle Époque? Exactamente, eso entre muchas otras características de esta muestra le han dado el galardón de plata. Entre burdeles y las sociedades elegantes se ilustraron los impresos y carteles que dieron vida a tan impresionante trabajo. Desgraciadamente eso: dieron. La exposición ya es deleite de otros ojos, pues partió el 27 de noviembre. Pero bien dicen que lo bailado nadie nos lo quita. ¿La disfrutaron?

Cortesía The Guardian.

Cortesía The Guardian.

1. Anish Kapoor | Arqueología: Biología en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo

Por mucho, la joya de la corona. Su éxito logró, incluso, que la exposición se extendiera más (un bueeen rato más) de lo que se contempló. El arte contemporáneo en manos de este gran artista se llevó las palmas con magníficas instalaciones. La colección estuvo en gestación 36 años y se acercó a nosotros (y nosotros a ella) en este recinto. Si todavía no sabes bien del impacto que hablo, tienes unos pocos días para no perdértela. Se va el 30 de diciembre.

Cortesía GQ.

Cortesía GQ.

¿Cuál más añadirías al conteo?

Con infinito agradecimiento a Fahrenheit Magazine por el conteo, Jessica Montoya

Comentarios

Jessica Montoya Piñón

Dieciséis años he sido estudiante. Tan tradicional que todo parece indicar que tengo cuarenta desde los quince. Quasi-comunicóloga, quasi-escritora y quasi-Madame.