Pareja, amor, conciencia en equilibrio, paciencia, tolerancia, proceso,

MI PAREJA, MI ESPEJO…el amor como emoción

El amor es una emoción que (al igual que todas las emociones) NOS SIRVE  de algo. 

Para entender la función de esta emoción, entendamos primero la ley de la polaridad, una ley en la que estamos inmersos desde el momento de dar nuestro primer respiro.

Como un muy buen representante de esta ley está el famoso símbolo del YIN YANG:

YIN YANG

Foto: Especial

Lo que significa este símbolo en pocas palabras es: Para que exista el negro, debe de existir el blanco. Para que exista el blanco, debe de existir el negro. Muchos piensan que el Yin Yang es el símbolo del equilibrio, se equivocan!, es el símbolo de la ACEPTACION. Tengo que ACEPTAR que para que yo exista, existe alguien contrario a mi.

 Y así, hay luz y obscuridad, sol y luna, arriba y abajo, bueno y malo, feo y bello, CONSCIENTE E INCOSNCIENTE…

Parece ser entonces, que nuestro trabajo para evolucionar como seres humanos, es ACEPTAR que existe una versión de mi, que no sé que existe, que vive de manera inconsciente, pero… ¿Cómo puedo aceptar que existe algo, si no lo tengo identificado?.

Ahí es donde entra la emoción del AFECTO!

El afecto, es una emoción que nos sirve para COMPARTIR, compartir cosas buenas, pero también compartir cosas malas…

Pero ¿por qué compartes? Porque la otra persona tiene de cierta manera esos aspectos que tu buscas compartir.

Por ejemplo, tu compartes con tu mejor amigo valores como la honestidad, (de seguro tu eres muy honesto), tu odias de tu vecino que sea alcohólico (de seguro tuviste historia de alcoholismo en tu familia)

Véanlo así: El ojo sirve para ver, pero nunca se ve a si mismo, necesita “compartir” su imagen con un espejo para poder verse a él mismo.

Asì, en el amor (que es el estado máximo del afecto) el “otro” refleja lo que acepto de mi, en el odio, el otro refleja lo que aborrezco de mi, y el sexo opuesto nos atrae porqué es lo que nos hace falta!.

Sólo cuando entendamos y apliquemos este mecanismo de proyección, veremos los problemas del amor con otra cara.

Las dificultadas que tengo en pareja, las tengo conmigo mismo, de tal forma que EL AMOR es el mejor mecanismo para encontrarse a sí mismo, con mi sombra, con mi debilidad.

De tal manera que “unirte” en pareja, en realidad debería significar “dejar SER libre” para iniciar el camino más difícil, el del auto conocimiento!.

Pero, que pasa entonces? ¿Por qué van en aumento los divorcios y en disminución los matrimonios?  (Del año 2000 al 2011, el % de matrimonios se redujo en 20%, mientras que el % de Divorcio incrementó en un 75%. Hoy de cada 100 pareja casadas, 18 se divorcian!).

Pasa que: 

– Por un lado tienes que cumplir con todo aquello que la sociedad dice que es el matrimonio

– Por otro lado, te topas con una persona que creías que conocías y que resulta que no conoces ni tantito: TU PAREJA.

– Y te topas de frente con un SER que ni remotamente creías que estaba ahí: TU.

Es un cambio para todas direcciones!

Realmente “unirte” con una pareja, es un acto que implica mucho cambio, esfuerzo, disposición, pero sobre todo CONCIENCIA!

Comentarios

Rosa Ochoa

Fundadora de Consciencia en Equilibrio y colaboradora en radio y televisión con la finalidad de ayudar a las personas a alcanzar el equilibrio, encontrar la misión personal y con base a los hallazgos puedan dirigir su vida con mayor claridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.