Cortesía.

Motivar para el regreso a clases

Hay muchos niños a los que el regreso a clases les gusta y les entusiasma pero en su gran mayoría la realidad es otra, sólo por tener que levantarse temprano, tener que volver al estrés diario, la tarea y toda la rutina que el volver a clases trae consigo, no les agrada para nada la idea y nosotros como padres lo que queremos es que lo disfruten y lo aprovechen o por lo menos no lo sufran.

¿Cómo los motivamos?

-Pues para empezar  NOSOTROS, no nos quejemos porque ellos escuchan “Ay que horror, volverse a levantar temprano” y pues si no lo habían pensado ya los pusimos a sufrir, así como esa queja ninguna porque le estamos presentando el regreso a clases como algo insoportable y horroroso.

-Busquemos cosas que al niño le motiven, ya vamos a poder ver a tus amigos, hacer planes porque en vacaciones era más complicado, situaciones que al niño le agraden.

-Plantar nuevos objetivos “Este año nos va ir muy bien en…. y hablar sobre la materia que más le guste, o el deporte o algo que el año pasado haya sido algo que le gusto hacer”.

-Platicar con ellos sobre que situaciones o aspectos le parecieron complicadas el año anterior (horas de tarea, maestra, sentirse agobiados) para juntos organizarse y encontrar una solución al problema.

-Involucrarlos en este proceso de útiles, forrar  y conocer su salón y todas estas expectativas que generan nervio pero no como una tarea pesada si no como algo con emoción.

La forma en que nosotros planteamos las situaciones tiene mucho que ver en como nuestros hijos las reciben, pasa de igual forma con la idea que se generan sobre trabajar o quizá hacer ejercicio, si lo planteamos como algo que se disfruta, que hay que hacer y mejor hacerlo con gusto y de forma positiva creo que estaremos contribuyendo a que su actitud mejore.

Comentarios

Alicia Rábago

Especialista en orientación familiar, inteligencia emocional y educación. Master en psicología infantil.