Cortesía.

Objetos que se vuelven parte del outfit: los lentes

Así es, hay objetos que las personas usan tan seguido que los vuelven sus distintivos personales, y hasta verlos sin ellos es rarísimo, por lo que se vuelven parte de su arreglo personal, de sus outfits y le ponen mucho empeño al diseño y la originalidad, que marcarán la diferencia. Si existen hombres y mujeres que vuelven fetiches a sus bufandas, fulares, abrigos, botas, etc., hay otros que usan relojes, anteojos, cámaras, bicicletas, termos, etc. que podrían ser funcionales, pero de tanto cargarlos ya forman parte hasta de su vestimenta cotidiana, lo que los vuelve únicos.

Es por ello que hoy hablaremos de los anteojos más famosos, si ustedes forman parte de este  club, no duden en compartirnos eso que más aman usar, aunque  no sean prendas de ropa.

Los lentes anteriormente se usaban por necesidad, para mejorar nuestra visión y evitar dificultades a la hora de leer. Después se volvieron populares por ser una característica distintiva de las personas nerds y poco queridas, por lo que muchas personas los evitaron a toda costa, para darles paso a los lentes de contacto para mejorar su estética, y evitar de paso ser la burla de medio mundo.

Hoy en día, parece ser que ya no importan estas burlas, pues se han convertido en un objeto de deseo, de hipsters intelectualoides, de personas con personalidad, tanta personalidad, que hasta se usan aunque no hagan falta, y todo para qué, pues para mejorar nuestros outfits y vernos más interesantes.

Estos son algunos ejemplos de lo que los anteojos pueden lograr:

1.- Harry Potter no es Harry Potter sin sus ya clásicos lentes redondos. Es más, me atrevería a decir que sin ellos se ve muy normal y nada extraordinario, podría pasar por  un muggle cualquiera de Londres sin pena ni gloria. Gracias a este personaje ahora muchos buscan poseer unas piezas similares en sus rostros, y no como un disfraz de  dicho niño mago, sino para darles esa personalidad de misterio en su día  a día. Qué dirían de un abogado con lentes redondos, hasta podría parecer que sabe lo que hace.  Digo, si ya antes lo usaba John Lennon y Mahatma Gandhi, por qué uno no. Yo si  los usaría, la verdad. 😉

Cortesía.

Cortesía.

2.- Los anteojos más populares en los outfits de la actualidad podrían ser los de armazón grueso, grande  y cuadrado que te dan ese aire de sofisticación intelectual, y que muchos han usado por los siglos de los siglos, ya que de hecho tienen un look de épocas pasadas, tal cual están ahora, en las fotos de tus abuelos jóvenes los puedes encontrar. Si te fijas en Woody Allen o hasta el mismísimo Superman en su versión humana (Clark Kent), los puedes ubicar mejor. Si antes eran considerados ñoños, hoy todo el mundo muere por usar unos, si no me creen dense una vuelta por Instagram y verán.

Cortesía.

Cortesía.

3.- Por último mencionaré los cat eye, esos lentes alargaditos de las puntas, muy populares entre las mujeres, que o te hacen ver más lista o con ojos más grandes, porque se venden como pan caliente. Ya algunos personajazos los han usado, desde  las chicas de Vaselina hasta las divas más clásicas como Susan Sarandon, mejor conocida como su personaje Louise. El punto aquí es que te dan ese toque vintage, sensual  y sexy, y eso, es un buen accesorio para cualquier persona, ¿no creen?

Cortesía.

Cortesía.

Besos sin anteojos, Karla Gómez.

Comentarios

Karla Gómez

Damita bien, si no especialista al menos bien informada en temas de fashion, lifestyle, beauty and retail, (en inglés porque suena más cool). Gerente de contenidos en Chale Madame y entusiasta aficionada de la publicidad, (en realidad licenciada en Ciencias de la Comunicación).