Cortesía Internet.

¿Poemojis?¿Qué es eso?


¿Poemojis? ¿Son la nueva creación de Ricardo Arjona? ¿Una broma de mal chiste? ¿El inicio de la revolución cibernética? ¿El próximo premio Nobel? Si pensaste que sí al menos a una de ellas será mejor que sigas leyendo. Porque, déjenme contarles, son 100% hechos en México.

Se trata de un proyecto de Dante Tercero que ya hasta es libro. Se trata de composiciones poéticas hechas de emojis. ¿Que cómo nacieron? Nacieron de nuestro uso normal. Así es, Dante usaba estos pintorescos dibujitos, primero para acompañar textos, luego para sustituir palabras y terminó haciendo poesía. Su proyecto sí que fue innovador (¿qué?, ¿me vas a decir que así conquistaste a tu último ligue?) y por eso interesó al Fondo Nacional Para la Cultura y las Artes (FONCA).

tumblr_o4mlxn7sju1ujbphjo1_1280

Cortesía Tumblr Poemojis.

Y sí, amigos, así fue como se armó la gorda (¿cómo podría decir algo así en emojiano? Dante, help). Muchos no estuvieron de acuerdo y dijeron que eso era la poesía involucionando. Vaya usted a creer, nosotros que confiamos ciegamente en que los emojis pueden expresar nuestras emociones. Aunque este proyecto en concreto nació en México y es propio del joven Tercero, ya existían creaciones similares.

Las poetas Stephanie Berger y Carinna Finn ya hacen traducciones al inglés de diversos poemas a emojis. Se trata de poemas de su autoría que hablan de cosas propias de su amistad. Eso sí, están codificados de manera que sólo ellas entiendan con exactitud los momentos a lo que se refieren.

En fin que el proyecto está hecho y el libro está impreso. Así que tenemos de dos sopas, o nos enojamos o comenzamos a robar corazones desde nuestros celulares. Yo, por el momento, debo entender questapasando, doctor García, y qué dice cada poema porque en estos momentos me encuentro más o menos así:

323__internet_grandma

 

 

Si estás interesado puedes consultar el proyecto directito de Tumblr para el mundo aquí.

Haciendo un diccionario y nuevos manuales que para esto urge, Jessica Montoya

Comentarios

Jessica Montoya Piñón

Dieciséis años he sido estudiante. Tan tradicional que todo parece indicar que tengo cuarenta desde los quince. Quasi-comunicóloga, quasi-escritora y quasi-Madame.