maxresdefault

3 buenas razones para ver porno con tu pareja

Adivinaron: ese par de amigos al ataque ya llegaron con otros consejitos para ustedes, queridas parejas o “solteros, pero nunca solos”. Resulta que ellos empezaron a ver películas porno, juntos, pero me imagino que debe ser un poco incómodo, porque en esos vídeos pasan a cada hombrezote, brazos tamaño XL, entre otras cosas XL: pobre de él. Sin embargo, aquí les dejo 3 buenas razones para que ustedes lo intenten en casa:

Cortesía Giphy

1. PODRÁN HABLAR SIN TABÚES

No, a mí no me engañan: seas un “él” o una “ella”, han visto un poco de porno por mera curiosidad. Tranqui, no los juzgo, porque es más normal de lo que creen. Si empiezan a verlas juntos, podrán sentirse más cómodos con respecto a estos temas carnales. Por ahí me han contado que tanto ellos como ellas gustan de lo lésbico, ¿por qué? No sé, porque yo veo de otro tipo. MENTIRA.

Cortesía Tumblr.

 2. EL DESEO SEXUAL SERÁ MAYOR

Y es obvio porque es muy excitante verlos, eso dicen. No sólo sirven para jalarle el pescuezo al ganso en la intimidad, no. También puede ser muy estimulante para ambos.

Cortesía Tumblr.

3. LA INSPIRACIÓN EN LA CAMA AUMENTARÁ

Demasiadas posiciones, frases, gestos y palabrotas que sería bueno usar con tu pareja. No tengas miedo, porque probar cosas nuevas ayuda a mejorar la relación. La pena fuera, porque te apuesto a que él o ella puede cumplirte eso que tanto quieres.

Cortesía Giphy

Sé que puedes no sentirte tan cómodo al principio, pero inténtalo. ¡Ojo! Nadie te está obligando. Y seamos sinceros: son cero realistas esas películas, porque mi rodilla no puede llegar tan lejos. MENTIRA. Sí llega. Luego les hago un recuento de las mejores página. Esto sí es mentira.

 

Con amor apache, Marco.

 

 

Comentarios

Marco Antonio Hernández Ruiz

Escritor empedernido y fanático de la buena redacción. Amante de las fiestas (en su momento, claro) y de la socialización con cualquier tipo de persona, con diferentes gustos y preferencias. Amable, en cierto modo, pero directo cuando sea necesario: no me gusta “andarme con rodeos”. Proactividad y creatividad: bases fundamentales para conseguir mis objetivos.