Cortesía Internet

Te dejamos todo lo que debes saber para poner una ofrenda

Todos nos hemos enfrentado en algún momento de nuestra vida con la poca creatividad para poner una ofrenda, sin embargo no todo depende de ella y hay algunas cosas que estas pasando por alto que no están por verse bonitas sino porque tienen un significado ¿Ya conoces todos ellos? Nosotros te dejamos algunos y los elementos que no pueden faltar en tu altar.

¿Cuándo debo poner mi altar?

La tradición menciona que debe ponerse el 30 o el 31 de octubre y permanecer hasta el 3 de noviembre. Actualmente depende mucho de las personas, pues algunas prefieren poner su altar con anticipación y quitarlo después del 3 de noviembre. Y no muchachos, aquí no aplica la de las luces de navidad que dejan ahí para el siguiente año.

Cortesía Internet

Cortesía Internet

¿Cuándo llegan los niños y cuándo los adultos?

Se cree que las almas de los niños llegan el 31 de octubre y se van el 1 de noviembre a medio día, que es cuando llegan los adultos a disfrutar de los alimentos y del altar.

Cortesía Internet

Cortesía Internet

¿Niveles en la ofrenda?

Actualmente hay diversos tipos de altares, nosotros hemos visto esos que no tienen ningún nivel y otros que ya parecen la pirámide del sol. En algunos lugares los niveles de la ofrenda corresponden al número de ofrendas que se le han hecho al muertito.

En otros lugares el primer nivel (el de hasta abajo) tiene que ver con la tierra, por eso se colocan frutos. Mientras que en último (el de hasta arriba) siempre tiene la foto del ser amado, para simbolizar que se encuentre en el cielo.

Cuando se tiene 7 niveles se considera que son cada uno de los estadíos por los que pasa el alma, para llegar al cielo.

ofrenda-dia-de-muertos

Cortesía Internet

¿Qué no puede faltar en tu ofrenda?

Flor de cempasúchil: Sin lugar a duda es el principal elemento de la ofrenda. También es conocida como la “flor de veinte pétalos” (por sus raíces en lengua náhuatl cempoal-xochitl, veinte-flor). Y se relaciona con el día de muertos debido a que su florecimiento se da después de la época de lluvias que coincide con esta celebración.

Papel picado: Este papel, además de darle mucho color a nuestra ofrenda, también le da vida, pues representa al aire, algo que no se puede poner como tal pero sí representar.

Pan de muerto: Sin duda es algo de lo más delicioso que hay, y es costumbre contar con este pan que hace alusión a la muerte y a los huesos del cuerpo.

Calaveritas: En un inicio eran de amaranto y son la representación de la persona difunta que viene a visitarnos, razón por la que se le pone su nombre en la frente. Ahora podrás encontrar calaveritas de azúcar y chocolate, decide la que más te guste, no hay fijón.

Agua: Se coloca como uno de los 4 elementos de la naturaleza y la vida. También es para calmar la sed de las almas que nos visitan.

Retrato del difunto: Es esencial recordar a nuestros seres queridos, por eso una foto siempre hace que los sintamos más presentes.

Veladoras: Se cree que son la luz que guía a las almas a llegar a la casa, además de que es la representación del fuego.

Platillos: Para recibirlos siempre se debe tener la comida preferida del difunto, al igual que su bebida o dulces de su preferencia.

Color morado: Este es el color de luto mexicano, el cual no debe faltar en la ofrenda.

Si te sabes más no olvides en decirnos cuál es para ir acrecentando esta lista.

Comentarios

Christian Núñez Patlán

Comunicólogo de corazón. Escandaloso por pasión.