Tecnología “salvavidas”

Encasillada como buena/mala; nunca en un punto medio… Esta bebé elaborada por el hombre y bautizada como tecnología siempre, y desde sus inicios, ha dado de qué hablar.

Y es que más allá de ser bendecida o maldecida, esta herramienta -que ha modificado de manera significativa la vida del ser humano- ha logrado fortuitamente salvarle la vida a algunos de sus dueños, si no pregúntenle a las siguientes personas que gracias a ella aún están en este planeta:

¿Qué le pasó? Su teléfono celular amortiguó un disparo

¿Cómo pasó? Mientras se dirigía a visitar a sus padres en Araraquara, Sao Paulo, un oficial y ex militar brasileño se percató que los estaban robando y, al impedir que les hicieran daño, éstos le dispararon, dirigiéndosele una de las balas al bolsillo de su pantalón, en donde por fortuna traía su dispositivo móvil.

Foto: internet

Foto: internet

¿Qué le pasó? Su palo-selfie la salvó de morir ahogada

¿Cómo pasó? Erynn Johns grababa su destreza en las aguas de Surfside Beach, Massachusetts, cuando la corriente del mar le hizo perder el control… Su padre, para rescatarla, logró que se salvara acercándole lo que la llevó a esa situación: su selfie-stick (algo que se hubiese impedido si la joven de 16 años de edad siguiera las reglas sobre la prohibición de esas herramientas tecnológicas en la playa)

¿Qué le pasó? Una aplicación móvil le libró de fallecer aplastado

¿Cómo pasó? El estadounidense Sam Ray reparaba su camión cuando de pronto el gato hidráulico colapsó, colocándolo bajo casi 2.2 toneladas de metal… Afortunadamente la aplicación de reconocimiento de voz, mejor conocida como Siri, se activó y le admitió pedir ayuda al 911…

Foto: internet

Foto: internet

¿Qué le pasó? Sus audífonos le sirvieron de chaleco antibalas

¿Cómo pasó? La familia Rodríguez Delgado desayunaba en un restaurante de Bosconia, Bogotá cuando se registró una balacera que alcanzó a uno de sus hijos… Sí, su hijo de sólo once años de edad recibió un impacto de bala en el costado derecho del cuello, donde suertudamente también yacían sus audífonos, causándole así nada más que heridas.

Foto: internet

Foto: internet

¿Qué le pasó? Sus anteojos frenaron una bala perdida

¿Cómo pasó? Una joven descansaba en el sofá de su casa al momento en que un tiroteo, desde un vehículo en marcha, se hizo presente, clavándosele una de las balas en el puente de sus lentes y evitando a la vez que ésta le perforara la cabeza…

Foto: internet

Foto: internet

Foto: internet

Foto: internet

¿Qué le pasó? Flash de su cámara le detectó una enfermedad mortal

¿Cómo pasó? La familia Treadwell se dio cuenta que después de tomarse varios autorretratos con su cámara digital, su hijo Taylor salía en todas las fotografías con la pupila blanca y no “roja” como comúnmente se llega a reflejar… Lo que los llevó a acudir a un médico que le diagnosticó: retinoblastoma (un cáncer que cubre el 75% del ojo con tumores) y que el pequeño de sólo 2 años de edad pudo evitar -o al menos que el padecimiento le llegara al cerebro- gracias a una temprana detección…

Foto: internet

Foto: internet

Foto: internet

Foto: internet

¿Qué le pasó? Su móvil le impidió morir deshidratado

¿Cómo pasó? El sueño americano se vio interrumpido por la desesperación. Un hombre de 33 años de edad que intentaba llegar a los Estados Unidos -a través del desierto- se perdió en él durante 6 días… Lo que le llevó a tomar una decisión: prender su teléfono inteligente para pedir auxilio al 911… ya imaginarán qué desenlace tuvo…

Foto: internet

Foto: internet

¿Qué le pasó? Un videojuego lo convierte en “conductor de emergencia”

¿Cómo pasó? Con tan sólo 10 años de edad, Gryffin Sanders se transformó -en segundos- en el piloto de un automóvil que conducía a 96 kilómetros por hora… ¿La razón?, su abuela se desmayó frente al volante mientras llevaba a sus nietos, Sanders y su hermano de 4, a su casa… Ante las circunstancias el chiquillo, “recordando su destreza en el juego de carreras Mario Kart”, se armó de valor para salvar a su familia… ¿suerte?

Foto: internet

Foto: internet

 ¿Qué le pasó? Su peluche le sirve de “paracaídas”

¿Cómo pasó? Una niña de 5 años de Denver, Colorado, sufrió únicamente golpes y raspones luego de que estuviera jugando en la ventana de su recámara y cayera desde un tercer piso, que es donde se encuentra su habitación, ¿su salvador? su juguete, un Minion acolchado que le sirvió para “suavizar”su caída.

Foto: internet

Foto: internet

Con información de ABC, CNN, AP y La Jornada

Comentarios

Chale Madame

Gran escritor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.