Temperamento, Temperamento sanguíneo, Temperamento colérico, Temperamento Melancólico, Temperamento Flemático, temperamental,

¡¡Temperamental!! ¿Cuál eres?

Sería fabuloso que conociéramos el temperamento de quien nos rodea, convencida estoy que sería mucho más sencilla nuestra convivencia, además de que también sería mucho más fácil entendernos

El temperamento influye en cómo se relacionan los pequeños con el medio en el que se desenvuelven (maestros, compañeros, y familiares) y afecta directamente el cómo vive su vida diaria y sus actos.

El temperamento es: ese primer impulso, es el modo de responder emocionalmente ante cualquier estímulo,  aquello que viene con nosotros desde el nacimiento, lo biológico, esa primera inclinación; mientras que el carácter: va a ser lo que construimos, lo que pensamos, lo que nosotros decidimos ser gracias a nuestro pensamiento y nuestra voluntad,  esa marca o sello que va estar presente en todo lo que se hace y se dice, es lo que te define como persona única.

Hipócrates, médico griego, pensaba que las personas no respondían igual ante un estímulo y dividió al temperamento en cuatro, las características de cada uno son:

* Temperamento sanguíneo: alegres, extrovertidos, ruidosos, a todos cae bien, expresivos, conversadores, sentimentales, explotan con facilidad, parecen superficiales y son malos escuchando.

Son personas cálidas y vivaces, comunicativos, sentimentales, extrovertidos, alegres, ruidosos, expresivos, explotan con facilidad y mal oyentes.

* Temperamento colérico: Extrovertidos, con fuertes convicciones, tercos, llenos de energía, luchones, impulsivos, dominantes, se concentran en lo interesante y significativo, tienen capacidad de liderazgo.

Son personas rápidas, muy activas, extrovertidas, firmes, testarudas, mandonas, determinadas, decididas, autosuficientes, ambiciosas y sobre todo independientes, se fijan metas y objetivos y poseen capacidad de liderazgo.

* Temperamento Melancólico: sentimentales, perfeccionistas, muy sensibles, analíticos, profundos, valoran todos los aspectos de cada situación, introspectivos, reflexivos, románticos, pueden llegar a ser pesimistas, excesivamente planeadores y muy callados.

Son personas abnegadas, perfeccionistas, analítica, son introvertidas, sentimentales, perfeccionistas, habilidosas, muy sensibles, difícilmente expresan sus sentimientos, valoran todos los aspectos de cada situación, hablan después de pensar y manifiestan diferentes estados de ánimo.

* Temperamento Flemático: equilibrados, introvertidos, tranquilos, apacibles, calmados, confiables, agradables, evita confrontaciones, observadores, buenos oyentes, poco emotivos, podrían parecer personas muy frías.

Son personas tranquilas, nunca pierden la compostura y casi nunca se enfadan, hablan con mesura, calma y reflexión, se enojan con dificultad, evitan confrontaciones,  son estables, confiables, agradables, pero con serio sentido del humor y siente más emoción de la que aparentan.

Temperamental? Pues si, efectivamente todos tenemos nuestro propio temperamento.

Comentarios

Alicia Rábago

Especialista en orientación familiar, inteligencia emocional y educación. Master en psicología infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.