Cortesía huffingtonpost.com

Cuídate del tren. Con los saqueos México habló árabe

Todos a bordo que las redes avanzan y a su paso la ciudad queda agitada. Para evitar subirse a este tren y propagar lo que muchos conocemos como una buena cortina de humo se deben seguir los siguientes pasos –no es que sea chairo. Sólo me puse madame-.

Quien no conoce su historia está condenado a repetirla: tal como pasó en el lejano y ya olvidado septiembre del 2012, el Estado y parte de la ciudad de México permanecieron bajo ataque de grupos sospechosos que causaron un toque de queda. Sin embargo, una ciudad fantasma nunca había tenido tanta vida como el día de ayer, pues en esta ocasión el golpe que se dio no sólo fue para el estado ni las casetas que se tomaron.

Quedarse en la superficie: desde que Facebook existe, todos los acontecimientos están al alcance de un click. Todos tenemos la capacidad de compartir y opinar, sin embargo hay que diferenciar las reacciones y observar con atención los contenidos que llegan a nuestras pantallas; porque una cosa es que haya tráfico en las avenidas del ex D.F, y otra que (como circula en redes)  hablen árabe en Tultepec.

Cortesía Facebook

Cortesía Facebook

Hay que ser la novia celosa del país: investigar, leer, informarse. Convertirnos en los mejores stalker para saber qué pasa en el país, cómo nos puede afectar, y ahora sí, hacerla de pedo, porque lo que no perjudica de manera inmediata es lo que más nos va a joder.

No dejarse contagiar: hay quienes dicen que el miedo no anda en burro, sin tomar en cuenta que entre las dos emociones más contagiosas son la alegría y el temor. Por eso, es fácil engañar a los que no son celosos. Sin embargo, nunca está demás comunicarse con los seres queridos (mínimo para que no se vayan a asustar también).

Está bien tener miedo, pero no por eso contagies a los demás…. A ver, que levante la mano quién sí haya sentido miedo, pues de una u otra manera, las tiendas fueron saqueadas, las calles bloqueadas y las actividades paradas.

Cortesía Giphy.com

Cortesía Giphy.com

Apoyemos a nuestro México. Seamos conscientes y vivamos a la manera Marvaz: como novias celosas para poder armarla de a pedo y así mover las redes.

Comentarios

Rubén Márquez Vázquez

Soy un chavo súper relajado. Me gustan las actividades extras, pues en cada oportunidad siempre hay algo nuevo para aprender, y las experiencias nuevas son las que llenan el alma de sabiduría y de risas la hora del café.