vacation-149960_960_720

¿El verano es la peor o la mejor época para tener sexo?

El mundo nos ha mentido, a lo largo de nuestra vida nos han bombardeado con canciones y películas que nos hablan del amor y el sexo de verano, afirmando que es una de las mejores experiencias de la vida ¿estás de acuerdo con eso?

La verdad es que el sexo de verano es algo muy cliché, en épocas de calor lo que uno menos quiere es más calor. Científicamente sabemos que el sol libera en nuestro cuerpo oxitocina que nos ayuda a tener más placer en el momento de la acción, pero tiene sus consecuencias como el acabar muy sudado y pegajoso.

También es cierto que si te vas a una playa hay mucho que ver y para todos los gustos, pero aguas, dicen que es muy incómodo hacerlo en la playa, más si alguien los cacha y los sube a internet.

Científicamente se ha comprobado que el verano es la época en la que más sexo se tiene, tal vez porque queremos obedecer los patrones que no han dicho que debemos cumplir o para probar si es cierto.

Pero entre más crecemos, nos podemos dar cuenta que el cuerpo no es lo que era y viene a nuestra mente las mil preocupaciones de salud, laborales o incluso el dinero que estamos gastando intentando tener el “mejor sexo en verano”. Todo esto nos llevará a preguntarnos si realmente es el sexo de verano el mejor, ya lo verán.

Diversos estudios de natalidad demuestran que las vacaciones de verano y de invierno son los momentos en los que se tiene más sexo. Pero todo depende de muchos factores que determina la pareja, que van más allá de si tienen tiempo o no.

Las vacaciones de invierno son mis preferidas porque es cuando disfrutas más del calor humano y hasta llegas a valorarlo, si no pregúnteles a mis padres, ya que nací en septiembre (hagan sus cuentas).

Considero el invierno uno de los motivadores más ricos para fomentar una relación sexual, tomando como pretexto que tienes frío.

¿En qué época te gusta más? ¿Todo el año son vacaciones para ti?

Comentarios

Christian Núñez Patlán

Comunicólogo de corazón. Escandaloso por pasión.