Cortesía Attilio Maranzano

Al encuentro con Wes Anderson (Tiene un bar)

¡Amantes de Wes Anderson, (y de la bebida también, por qué no) habemus bar del director! ¿Cómo?, ¿no lo sabían? Vaya, vaya. Dentro de la Fondazione Prada en Milán se encuentra el Bar Luce, un bar diseñado total y absolutamente por el increíble director. Aunque se diseñó para la vida real, parece, de verdad, un set de película (Y cómo no).

 

Cortesía Attilio Maranzano.

Cortesía Attilio Maranzano.

 

Este lugar es una parada obligatoria para los fans de Wes Anderson. El interior de Bar Luce es característico por el mobiliario (¿recuerdas esa colorida paleta de colores en sus cintas? ¡EXACTO!), agrega las máquinas tocadiscos, la mesa de pin ball, ¿cómo está quedando?  Esta visita a los años 60’s se corona con un soundtrack nostálgico… ¿hay algo más que se pueda pedir?

 

Cortesía Attilio Maranzano.

Cortesía Attilio Maranzano.

 

Para completar tu entrada espectacular y, de paso, llegar como protagonista, Jayde Fish tiene el kit completo.  Se trata de una serie de maletines personalizados al más puro estilo de Felicity FoxMadame D.Margot Tenenbaum. Aunque estas, sin duda, son grandes noticias no nos tienen del todo felices a nosotros los Chale :(, entenderán que el presupuesto necesario se pasa de Madame.

 

Cortesía Spoke-art.com

Cortesía Spoke-art.com

 

Cortesía Spoke-art

Cortesía Spoke-art

 

Lo que sí nos queda y no cuesta nada (es de esas cosas cuyo valor no tiene un signo de pesos) es poner a este lugar en nuestra lista de propósitos para el siguiente año (o para la vida). Ah y por supuesto implementar a nuestras vidas una serie de cosas Andersonianas:

 

  • Camina siempre en cámara lenta (y en grupo)
  • Compra mil prendas iguales para formar siempre el mismo atuendo
  • Vive implicado en conflictos amorosos
  • Camina siempre con un pop paylist de los 60’s
  • Escribe siempre con Futura Grand
  • Haz listas y léelas en voz alta (sobre todo esa donde incluyas a este bar con tus favoritos)

 

¿Tienes otra idea? (la espero en los comentarios)

Deseando viajar en cantidades impresionantes, Jessica Montoya

Comentarios

Jessica Montoya Piñón

Dieciséis años he sido estudiante. Tan tradicional que todo parece indicar que tengo cuarenta desde los quince. Quasi-comunicóloga, quasi-escritora y quasi-Madame.