Cortesía Internet

¿Y esta madre cómo se usa? 1/2

Comenzamos otro mes y aún quedan muchas dudas sobre qué usaremos mañana, y cómo podemos combinar nuestras prendas para vernos diferentes cada día, ¡qué complicación! Esto es algo con lo que tenemos que lidiar a menudo, pues siempre nos vamos a querer ver diferentes. Hay varios caminos para salir de la monotonía, como comprar más ropa, pero eso a la larga termina en el mismo punto, sin tomar en cuenta que es más caro. Además con tantos cambios en la moda, ya no sabemos ni cómo usar lo que está en tendencia.

Es por eso que en este artículo, dónde hablar de madres sería lo típico, les presentaremos algunas de las prendas que están en tendencia en esta primavera y verano y que no tenemos ni idea de cómo usar por lo complicado de su forma, el color atípico, o tal vez la textura de su composición.

Si te has preguntado alguna vez en alguna tienda ¿y esta madre cómo se usa?, tal vez esta nota es para ti. No te estreses y disfruta de probar nuevas prendas, sin miedo a saber cómo demonios puedes combinarla. Siempre recuerda lo que ya tienes en tu clóset para aminorar este cuestionamiento, así evitarás tener cosas que casi no usas, y sobre todo seguir coleccionando más madres, sin ofender a nuestras progenitoras.

1.- Bralette

Esto es un brassiere pero más sofisticado, pues se inventó para que puedas enseñárselo al mundo entero, es por eso que muchos llevan encajes, transparencias, tiras, o cualquier otro adorno. Pueden incluso convertirse en la prenda principal de tu outfit, y seguro que llamarás la atención porque son bonitos, y resaltan una de tus mejores cualidades físicas. Básicamente se usa como un “bra” normal, pero si tienes blusas transparentes no se te verá feo, o si tienes poleras demasiado holgadas o con cortes es seguro que debes usarlos. No les tenga miedo porque no tengan copa, en realidad no se cae nada de nada, y le das un toque excelente a tus atuendos, (las capas son lo mejor).

Cortesía.

Cortesía.

2.- Vestido camisero

Esta es una pieza que aunque está muy en tendencia es un poco más complicada de usar, porque no es camisa ni vestido, es una combinación. No hay de qué alarmarse pues si te gustan, sólo debes prestar atención a algunas cosas para que no tengas problemas a la hora de usarlos. Lo primero que debes prestar atención es en la transparencia, pues es como las camisas, si usas colores brillantes debajo, se notarán, así que evita este tipo de ropa  interior por completo, usa en tonos neutros y si te sientes insegura aún así, usa un fondo y como si nada.

Ahora, si sientes que pierdes forma porque son un poco sueltos, puedes marcarla con un cinturón delgado y se acabó el problema. No son recomendables para gente bajita porque se corta tu silueta, lo sé es complicado. Lo puedes acompañar de botas o botines, y chamarras de piel para que no se vean tan simples, también las maxibolsas son un accesorio que complementa la sencillez de este look.

Cortesía: Getty images.

Cortesía: Getty images.

3.- Pantalón acampanado

La moda de los 70’s volvió, pero no con ello nuestra habilidad para saber usarla. Los pantalones acampanados son un clásico, perooo, no quedan con todo, ni es para todas, he ahí la dificultad del asunto. Si te pasas de largo puedes hasta caerte, pero si te pasas de corto volverás a la secundaria, cuando empezabas a crecer y te quedaba todo de brinca-charcos (muy corto pues).

Estos pantalones se llevan de maravilla con las botas o botines y las plataformas, hay que empezar por ahí, es un buen tip. Esto es porque estos pantalones se crearon para alargar la figura, y al ser anchos de abajo necesitas altura para no arrastrarlo. Entonces, en resumen el pantalón debe cubrir tus zapatos, pero no por completo y tampoco debe de verse todo tu zapato o crearás la ilusión de que no te queda. (Con que se vea la puntita -sin albur- bastará). Evita usar zapatos con un diseñazo porque no se verá, los simples son lo mejores.

De arriba es como cualquier pantalón, debes asegurarte de acuerdo a tu tipo de cuerpo si  lo quieres a la cadera (para personas delgaditas), de tiro medio (para las personas con lonjitas), o de tiro alto (para las más glam que quieren una figura súper estilizada).

Cortesía.

Cortesía.

Por ahora lo dejaremos aquí, porque hay algunas piezas que falta por descubrir, así que esperen la segunda entrega, o tercera o cuarta… Ustedes pregunten qué es lo que se les complica usar y yo se los investigo.

Besos ya más relajados, Karla Gómez.

 

Comentarios

Karla Gómez

Damita bien, si no especialista al menos bien informada en temas de fashion, lifestyle, beauty and retail, (en inglés porque suena más cool). Gerente de contenidos en Chale Madame y entusiasta aficionada de la publicidad, (en realidad licenciada en Ciencias de la Comunicación).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.